Definición de engranaje

Antes de entrar de lleno en el significado del término engranaje que ahora nos ocupa, se hace necesario descubrir su origen etimológico. En este caso, podemos establecer que deriva del francés, exactamente de “engrenage”. No obstante, esta palabra, a su vez, procede del latín “granum”, que puede traducirse como “grano”.

Engranaje

La idea de engranaje se utiliza con frecuencia en el ámbito de la mecánica para aludir a la consecuencia de engranar. Este verbo (engranar), a su vez, refiere a lo que hacen las piezas dentadas cuando encajan entre sí.

Un engranaje, por lo tanto, se logra cuando dos o más elementos se acoplan y funcionan conjuntamente o de manera coordinada. El concepto también alude al conjunto de estos elementos y a sus dientes.

Por lo general los engranajes se forman con dos ruedas dentadas y se emplean para la transmisión de potencia. La rueda más grande se llama corona, mientras que las más pequeña, piñón. El contacto de ambas ruedas permite trasmitir el movimiento circular de un sitio a otro.

No obstante, además de esas dos ruedas, cobran protagonismo otros elementos en cualquier engranaje como son el flanco, el valle, la cara o la cresta, por ejemplo.

Cualquier engranaje compuesto por dos ruedas dotadas con dientes podemos establecer que cumple con una serie de requisitos, tales como los siguientes:
-El movimiento en el que se sustenta es de tipo circular.
-Es un sistema realmente sólido y resistente.
-Consigue transmitir una gran potencia.

Además de todo lo indicado, hay que añadir que un engranaje se puede utilizar en muy diversos sectores tales como el industrial, el automovilístico, el de electrodomésticos, el juguetero…

No menos relevante es saber que los engranajes expuestos traen consigo ventajas e inconvenientes. En concreto, entre sus aspectos más favorables están que requieren un mínimo mantenimiento, que no ocupan demasiado espacio, que ofrecen un más que óptimo rendimiento y que no tienen problemas de deslizamiento. Y a todo esto hay que añadir también que consiguen una enorme potencia, como ya hemos mencionado.

No obstante, también presentan alguna que otra desventaja. En concreto, entre las más significativas está que suelen ser bastante ruidosos durante lo que es proceso de la transmisión y que son bastante costosos a la hora de fabricarse.

En los motores de combustión interna, por ejemplo, se utilizan engranajes para llevar el movimiento desde el eje de la fuente de energía hacia otro eje que lleva adelante un trabajo. La rueda vinculada a la fuente energética se denomina engranaje motor; la rueda asociada al eje que recibe el movimiento, por su parte, tiene la denominación de engranaje conducido. El sistema formado por más de dos ruedas se conoce como tren.

La caja de cambios de un automóvil también tiene varios engranajes. Este mecanismo permite que, aunque el cigüeñal gire siempre a una misma velocidad, las ruedas giren en distintas velocidades.

Cabe destacar, por último, que en el lenguaje coloquial se menciona como engranaje a la conexión o la coordinación de diversos sucesos, pensamientos o circunstancias: “La inversión del Estado es indispensable para poner en marcha el engranaje de la economía”, “Hay un engranaje judicial que garantiza la impunidad de los políticos corruptos”, “Los investigadores buscan desarticular el engranaje mafioso”.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2017. Actualizado: 2019.
Definicion.de: Definición de engranaje (https://definicion.de/engranaje/)

Buscar otra definición