Definición de enunciado

El primer paso para conocer el significado del término enunciado es descubrir su origen etimológico. En este caso podemos exponer que se trata de una palabra que deriva del latín, exactamente del verbo “enuntiare”, que puede traducirse como “comunicar” y que es fruto de la suma de los siguientes componentes léxicos:
-El prefijo “ex-”, que significa “hacia fuera”.
-El verbo “nuntiare”, que es sinónimo de “anunciar”.

Enunciado

Un enunciado es una expresión que permite comunicar algo. Se trata de una sucesión de palabras, formada generalmente por una o más oraciones, con pausas marcadas que establecen sus límites.

En el terreno específico de la lingüística, un enunciado es una secuencia con entonación propia, sentido global y valor de comunicación. Esto quiere decir que el enunciado por sí mismo alcanza para transmitir aquello que se pretende expresar.

Un enunciado, en definitiva, es una expresión que apela a una cierta forma lingüística en un contexto determinado. En distintos ámbitos, la misma forma lingüística puede adquirir diversos significados (un sentido literal, un sentido irónico, etc.). De esta manera, una misma oración puede constituir diferentes enunciados.

Si nos centramos en el lenguaje coloquial, ideas como enunciado, oración y proposición se utilizan como sinónimos. Sin embargo, es posible establecer diferencias, más allá de que las definiciones varían según la escuela teórica. Habitualmente se toma al enunciado como una unidad pragmática vinculada a su contexto. La oración, por su parte, es la secuencia sintáctica que permite la realización del enunciado. En cuanto a una proposición, el término alude al contenido semántico y lógico de la oración.

El enunciado, en este marco, es una manifestación concreta de una actividad verbal. Puede contener desde una única palabra (“¡Cállate!”) hasta una secuencia no oracional (“De lo prometido, todo”), pasando por un texto o un párrafo. Las otras unidades, como la oración, son teóricas y abstractas.

Además de todo lo expuesto, no podemos pasar por alto la existencia de distintos tipos de enunciados, entre los que destacan los siguientes:
-Enunciados interrogativos, que son aquellos en los que se realiza una pregunta al interlocutor. Un ejemplo sería: “¿Cuándo vas a venir a casa?”.
-Enunciados exclamativos, en los que la persona que los expresa deja patente de forma vehemente sus emociones, sus ideas, sus deseos, su sorpresa…Buen ejemplo de esta clase de enunciado sería el siguiente: “¡Me ha encantado el concierto de este grupo!”.
-Enunciados desiderativos, que son los que usan los hablantes a la hora de comunicar un deseo que esperan que se cumpla. Como ejemplo de este tipo de enunciados estaría: “Mi sueño es hacer un viaje a Nueva York”
-Enunciados imperativos. Estos otros son los que emplean por una persona para poder conseguir que su interlocutor proceda a realizar la orden que le está dando. Ejemplo de este sería: “Tráeme ese maletín que tienes al lado” o “Haz para mañana todos los ejercicios que hoy te he mandado”.

En el plano de la lógica, por último, los enunciados son las expresiones que componen un argumento. Las premisas y la conclusión del argumento, por lo tanto, son enunciados.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2017. Actualizado: 2019.
Definicion.de: Definición de enunciado (https://definicion.de/enunciado/)

Buscar otra definición