Definición de epigrafía

El vocablo griego epigraphḗ, que puede traducirse como “inscripción”, llegó al latín moderno como epigraphia. El concepto, en castellano, se convirtió en epigrafía: así se denomina a la disciplina científica que se dedica a analizar las inscripciones.

Epigrafía

El término inscripción, en tanto, tiene varios usos. En esta oportunidad nos centraremos en su acepción como un escrito que se graba en un material resistente con el objetivo de registrar algo para que subsista pese al paso del tiempo.

La epigrafía se propone analizar el soporte, la estructura, el contenido y la función de las inscripciones. Aunque está considerada como una ciencia con autonomía, también resulta una rama auxiliar de la historia.

Los expertos en esta área del conocimiento buscan descifrar e interpretar las inscripciones. En este marco, también estudian los materiales sobre los cuales se realizaron los grabados y la finalidad de los escritos.

Es habitual que se considere a la epigrafía como un testimonio de la transición de un pueblo de la prehistoria a la historia. Esto se debe a que la historia se inicia con la aparición de los documentos escritos, con lo cual la existencia de inscripciones implicaría para una cultura dejar atrás el periodo prehistórico.

Las inscripciones más antiguas se desarrollaron en torno al año 3.800 antes de Cristo, cuando los sumerios idearon la escritura cuneiforme. Hoy la epigrafía investiga inscripciones de múltiples clases: jurídicas, honoríficas, históricas, religiosas, etc.

La Piedra de Rosetta, las Tablillas de Tanais y la Estela de Mesha son algunos de los documentos más famosos entre los estudiados por la epigrafía. Estos tres testimonios se encuentran preservados en museos.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2019.
Definicion.de: Definición de epigrafía (https://definicion.de/epigrafia/)

Buscar otra definición