Definición de escama

Para poder conocer el significado del término escama, se hace necesario, en primer lugar, descubrir su origen etimológico. En este caso, podemos subrayar que se trata de una palabra que deriva del latín, exactamente de “squama”, que puede traducirse como “costra” o “escama”.

Escama

El término escama alude a una lámina epidérmica o dérmica que cubre, ya sea de manera parcial o total, el cuerpo de diversas especies de animales. Las escamas se superponen entre sí para aislar y proteger al organismo.

Los peces son animales que cuentan con escamas. En este caso, el origen de estas láminas aplanadas es dérmico, surgiendo en la capa de mesodermo. Las características de las escamas de los peces varían tanto en estructura como en forma y tamaño.

El proceso de formación de las escamas de estos animales acuáticos se inicia tras la consolidación del mesénquima, un tejido del embrión. Luego se lleva a cabo la inducción de la morfogénesis (cuando se forma la papila epidermal) y finalmente la llamada metamorfosis tardía.

En los peces podemos encontrar diversos tipos de escamas. Las escamas cicloides (de bordes lisos) y las escamas ctenoides (dentadas) cubren el cuerpo de los pejerreyes, las anguilas espinosas y otros animales. Las escamas ctenoides, por su parte, se dividen en ctenoides verdaderas, espinoides y crenadas.

Las escamas ganoides pueden hallarse en peces espátulas y esturiones, por ejemplo. En los sarcopterigios, aparecen las escamas cosmoides. Las rayas y los tiburones, en tanto, presentan escamas placoides.

De las escamas ganoides se puede subrayar que aparecen en los peces pulmonados y que cuentan con una capa llamada isopedina, en la que hay otra capa de hueso esponjoso.

De las llamadas escamas placoides podemos destacar varias características tales como que, del mismo modo, son conocidas como dentículos dérmicos, que no crecen sino que se van añadiendo al cuerpo del pez conforme este va creciendo y que se componen de una pulpa dentaria que cuenta con vasos sanguíneos.

Por otro lado, los reptiles también tienen escamas, pero de origen epidérmico y formadas por queratina. Estas escamas contribuyen a la conservación de la humedad en el cuerpo, favorecen el camuflaje, facilitan la locomoción y actúan como un escudo. En las serpientes, por citar un caso, minimizan la fricción y reducen, por lo tanto, la pérdida de energía en el desplazamiento.

De la misma manera, no podemos olvidarnos que también existen escamas en otros animales como sería el caso de las aves. En este caso las mismas las tienen en lo que son sus patas, concretamente en los dedos e incluso pueden encontrarse en lo que es el tobillo.

Por supuesto, tampoco hay que pasar por alto que existen ciertos mamíferos de los que se determina que disponen de escamas. Es cierto, que es inusual que esto se produzca, pero sí aparecen en animales de este tipo tales como el canguro rata almizclero, que las tiene en la zona de sus patas, o los pangolines, que las poseen por su cuerpo, que esas son de queratina y que les vienen a servir de protección.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2017. Actualizado: 2019.
Definicion.de: Definición de escama (https://definicion.de/escama/)

Buscar otra definición