Definición de escama

El término escama, procedente del vocablo latino squama, alude a una lámina epidérmica o dérmica que cubre, ya sea de manera parcial o total, el cuerpo de diversas especies de animales. Las escamas se superponen entre sí para aislar y proteger al organismo.

Escama

Los peces son animales que cuentan con escamas. En este caso, el origen de estas láminas aplanadas es dérmico, surgiendo en la capa de mesodermo. Las características de las escamas de los peces varían tanto en estructura como en forma y tamaño.

El proceso de formación de las escamas de estos animales acuáticos se inicia tras la consolidación del mesénquima, un tejido del embrión. Luego se lleva a cabo la inducción de la morfogénesis (cuando se forma la papila epidermal) y finalmente la llamada metamorfosis tardía.

En los peces podemos encontrar diversos tipos de escamas. Las escamas cicloides (de bordes lisos) y las escamas ctenoides (dentadas) cubren el cuerpo de los pejerreyes, las anguilas espinosas y otros animales. Las escamas ctenoides, por su parte, se dividen en ctenoides verdaderas, espinoides y crenadas.

Las escamas ganoides pueden hallarse en peces espátulas y esturiones, por ejemplo. En los sarcopterigios, aparecen las escamas cosmoides. Las rayas y los tiburones, en tanto, presentan escamas placoides.

Por otro lado, los reptiles también tienen escamas, pero de origen epidérmico y formadas por queratina. Estas escamas contribuyen a la conservación de la humedad en el cuerpo, favorecen el camuflaje, facilitan la locomoción y actúan como un escudo. En las serpientes, por citar un caso, minimizan la fricción y reducen, por lo tanto, la pérdida de energía en el desplazamiento.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2017.
Definicion.de: Definición de escama (https://definicion.de/escama/)

Buscar otra definición