Definición de escoria

El primer paso que vamos a dar antes de entrar de lleno en la definición del término escoria es conocer su origen etimológico. En este caso, podemos subrayar que se trata de una palabra que deriva del latín, exactamente de “scoria”. No obstante, esta palabra latina, a su vez, procede del griego, concretamente de “skoría”, que es fruto de la suma de dos componentes léxicos:
-El sustantivo “skor”, que puede traducirse como “excremento” o “desecho”.
-El sufijo “-ía”, que se emplea para indicar una cualidad.

Escoria

El término tiene varias acepciones de acuerdo al contexto.

El primer significado que menciona la Real Academia Española (RAE) alude a una sustancia vítrea proveniente de los metales que se funden, la cual se une a los fundentes y a otros elementos. En este sentido, la escoria es un subproducto procedente del proceso de fundición.

Las escorias pueden presentar óxidos metálicos, sulfuros de metal y otros elementos. Sirven principalmente para eliminar determinados residuos, aunque también contribuyen a mantener estable la temperatura y a reducir la reoxidación del metal final. Por lo general la escoria no se descarta, sino que se reutiliza de distintas maneras (para fortalecer muros, en la pavimentación, etc.).

La materia que sale del hierro candente al ser martilleado y el residuo proveniente de la combustión del carbón también pueden denominarse escoria.

De la misma manera, no podemos pasar por alto la existencia de lo que se conoce como escoria volcánica. En concreto, con ese término intenta hacerse mención a lo que son materiales que tienen origen volcánico. Exactamente podemos establecer que nace a partir de lo que es magma fluido que es pobre en sílice y, sin embargo, es rico en ferro-magnesiano. Además, este material es vesiculado y áspero.

Escoria, por último, es alguien o algo que no merece ninguna valoración positiva ya que resulta dañino, vil o maléfico. Por ejemplo: “Ese hombre es una escoria, te sugiero que no tengas trato con él”, “¡Estoy harto de esta escoria! Voy a renunciar”, “La escoria fascista es lo peor de nuestra sociedad”.

Un dirigente político, por citar un caso, puede calificar a los terroristas que realizaron un atentado que causó decenas de víctimas fatales como “escorias”. En su opinión, los agresores no desean ni merecen integrarse a la sociedad, por lo cual deben ser aislados en prisiones para que no causen más daño. Este tipo de calificación, por supuesto, minimiza o simplifica la problemática social y política vinculada al terrorismo.

En el ámbito cultural el término se ha utilizado en distintas ocasiones para darle títulos a obras de diversa índole. Buena muestra de eso es la novela titulada “Escoria”, que está escrita por Irvine Welsh y que se enmarca dentro del género policíaco. En concreto, toma como protagonista al sargento de policía Bruce Robertson, que destaca por ser complicado, agresivo, racista, homófobo y misógino, sin pasar por alto que es cliente asiduo de prostitutas y que consume drogas de todo tipo.

Pero no solo eso. Además, practica juegos sexuales muy peligrosos y le encanta lanzar rumores falsos sobre sus compañeros de trabajo.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2017. Actualizado: 2019.
Definicion.de: Definición de escoria (https://definicion.de/escoria/)

Buscar otra definición