Definición de escolástica

El vocablo griego scholastikós llegó al latín tardío como scholastĭcus, que derivó en el latín medieval en scholasticus. El concepto se vinculaba a lo escolar: por eso, el término escolástica actualmente puede utilizarse para referirse a las escuelas medievales.

Escolástica

El concepto también alude al escolasticismo, una filosofía de la Edad Media centrada en las doctrinas desarrolladas por Aristóteles. El escolasticismo aparece en el cristianismo, el judaísmo y otras religiones.

La escolástica, en este sentido, es una corriente filosófica y teológica que tuvo una gran preponderancia en el pensamiento del medioevo, centrándose en la integración de la razón y la fe (aunque otorgándole preponderancia a la fe). Este movimiento permitió la consolidación de los grandes sistemas religiosos minimizando los conflictos con las tradiciones filosóficas de la antigüedad.

Es importante mencionar que, para la escolástica, los pensamientos debían estar sometidos al principio de autoridad. De esta manera sus argumentos dependían de las autoridades, alejándose de lo empírico y del método científico. Por eso se dice que la escolástica se desarrolló enmarcada en estructuras rígidas.

Para el cristianismo, la escolástica fue muy importante para avanzar en el entendimiento del misterio que revela la fe. Según esta postura, las verdades derivadas de la experiencia son accesibles a través de la razón mientras que, en aquellas reveladas por la fe, la filosofía tiene que subordinarse a la teología. La teología escolástica, en este marco, parte de las verdades reveladas e infiere sus conclusiones según el método de la corriente escolástica.

Se denomina escolástica, por último, a los principios que permiten definir la postura rígida de una escuela.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2017.
Definicion.de: Definición de escolástica (https://definicion.de/escolastica/)

Buscar otra definición