Definición de esqueleto

El término griego skéllein, que se puede traducirse como “desecar”, se convirtió en skeletón. Al latín científico llegó como sceleton, de donde procede la palabra esqueleto.

Esqueleto

Un esqueleto es un conjunto de elementos duros que, articulados entre sí, le otorgan consistencia al cuerpo de un ser vivo, sirviendo como sostén y brindando protección a sus partes blandas. En los animales vertebrados, el esqueleto se compone de huesos.

Puede decirse que un esqueleto es una estructura que soporta y salvaguarda los tejidos blandos. Gracias al esqueleto, los vertebrados pueden desplazarse y sostener las distintas partes de su cuerpo.

Cuando el esqueleto es interno, se habla de endoesqueleto. Los perros, los caballos y las palomas, por mencionar algunos casos, tienen endoesqueleto. En cambio, si el esqueleto se encarga de recubrir la superficie corporal del ser, recibe el nombre de exoesqueleto o de dermoesqueleto. Los cangrejos, los escorpiones y las langostas, entre otros animales, disponen de exoesqueleto.

También existen los exoesqueletos mecánicos: esqueletos artificiales que el ser humano utiliza con fines defensivos o que, en determinadas circunstancias, se emplean con un propósito médico. Las armaduras, por ejemplo, son exoesqueletos primitivos que el hombre ya utilizaba en la antigüedad.

Más allá de los seres vivos, se le dice esqueleto al armazón –físico o simbólico– que proporciona sostén a algo: “Pese al terremoto, el esqueleto del edificio se mantuvo de pie”, “El barco encalló hace más de un siglo frente a estas playas: solo queda su esqueleto, que puede verse cuando baja la marea”, “El arquero, el marcador central y el volante de contención son el esqueleto del equipo”.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2017.
Definicion.de: Definición de esqueleto (https://definicion.de/esqueleto/)