Definición de estacionalidad

Se denomina estacionalidad al vínculo de dependencia que existe en relación a alguna de las estaciones del año (verano, otoño, primavera o invierno). Cabe recordar que las estaciones son temporadas o periodos en los cuales se divide el año.

Estacionalidad

La estacionalidad es una situación o un fenómeno que suele producirse en la misma época del año, siempre con características similares. Por eso es posible predecirla, ya que su naturaleza está vinculada a la estación: sucede en todos los veranos o en todos los inviernos, por ejemplo.

Estas variaciones se dan en un periodo igual o inferior a un año. Si se producen en un periodo más extenso, no se habla de variación estacional, sino de variación cíclica (ciclos). Por otra parte, los comportamientos que se mantienen en el largo plazo se conocen como tendencias.

En algunas regiones, suele hablarse de la estacionalidad del turismo. Tomemos el caso de una ciudad costera que, en los meses de verano, recibe a miles de visitantes, una cifra que desciende muchísimo en el resto del año. Esto quiere decir que, en el periodo estival, los pobladores locales tienen el acceso al empleo casi garantizado ya que existe una gran industria turística destinada a satisfacer las necesidades y los requerimientos de los viajeros. Sin embargo, en primavera, otoño e invierno, muchos comercios cierran, ya que solo funcionan cuando hay turistas (en verano). Para garantizar el empleo local durante todo el año, las autoridades buscan romper la estacionalidad y lograr que su ciudad resulte atractiva más allá de la época.

Las actividades agrícolas, dependientes de los periodos de siembra y de cosecha, también están atadas a la estacionalidad, en este caso marcada por el clima.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2017.
Definicion.de: Definición de estacionalidad (https://definicion.de/estacionalidad/)