Definición de estocástico

La etimología de estocástico nos lleva al vocablo griego stochastikós, que puede traducirse como “conjetural”. El término se usa para aludir a aquello vinculado al azar: es decir, a la casualidad.

Estocástico

En el terreno de la matemática, se conoce como estocástica a la teoría centrada en procesos que evolucionan de manera aleatoria en el tiempo. Un ejemplo habitual de proceso estocástico es una serie de lanzamientos de un dado.

Mientras que un sistema estocástico tiene un comportamiento intrínseco, lo opuesto es un sistema determinista, en el cual el azar no incide en cómo se desarrollan los estados futuros. Dicho de otro modo, en el sistema estocástico hay cuestiones aleatorias involucradas en los estados que se van sucediendo.

En lo estocástico, por lo tanto, hay una secuencia de eventos que se modifica a partir del paso del tiempo. Ese devenir incluye la intervención del azar, que supone la intromisión de la aleatoriedad.

Retomando la teoría de la probabilidad que aparece el ámbito de las matemáticas, un proceso estocástico contempla la utilización de magnitudes aleatorias para la caracterización de una serie de variables cuya evolución depende de otra variable, que suele ser el tiempo. Estas variables aleatorias, que en ocasiones están correlacionadas entre sí, cuentan con su función propia de distribución de probabilidad.

En el contexto bursátil, por último, se habla de oscilador estocástico para nombrar a una variable que se establece según la posición de la cotización de una acción o de otro título respecto a su mínimo y a su máximo en un cierto periodo.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2020.
Definicion.de: Definición de estocástico (https://definicion.de/estocastico/)

Buscar otra definición