Definición de exterioridad

Se denomina exterioridad a aquello que es externo o exterior. El término tiene varios usos de acuerdo al contexto.

Exterioridad

La idea de exterioridad puede aludir al aspecto, la fachada o la apariencia de las cosas. Por ejemplo: “Aunque su exterioridad es muy bella, realmente me sorprendió el interior del edificio por su lujo”, “Es un hotel que no se destaca por su exterioridad, aunque sus habitaciones son confortables”, “Todas las casas del pueblo tienen su exterioridad pintada de blanco”.

La exterioridad, por otra parte, es la conducta notoria o pública de una persona. La noción suele usarse sobre todo cuando alguien pretende aparentar una emoción o un estado anímico que no siente: “Me quedé con la exterioridad de mi abuelo sin saber que, en realidad, estaba triste”, “No es importante la exterioridad, sino los sentimientos genuinos”, “Su exterioridad denotaba un malestar profundo”.

Otra utilización del concepto se asocia a la ostentación, la pompa o lo superfluo: “Este gobierno siempre se queda en las exterioridades y no presta atención a los problemas básicos”, “Juan se la pasa pensando en la exterioridad”, “No quiero nada que tenga que ver con la exterioridad”.

Exterioridad, en tanto, aparece en el ámbito del derecho para aludir a una característica de las normas jurídicas. Ante de avanzar, es importante recordar que una norma tiene la finalidad de ordenar el comportamiento humano, otorgando derechos y estableciendo obligaciones que los individuos deben cumplir para evitar sanciones.

En este marco, la exterioridad refiere a la obligatoriedad de adecuar externamente la conducta al deber fijado, dejando de lado la intención del sujeto. Esto quiere decir que el cumplimiento se concreta según la norma sin importar la motivación ni los principios de la persona.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2019.
Definicion.de: Definición de exterioridad (https://definicion.de/exterioridad/)

Buscar otra definición