Definición de filípica

La idea de filípica procede del latín Philippĭca, que alude a un discurso acerca de Filipo. Esto está vinculado a las proclamas de Demóstenes en contra del rey Filipo II de Macedonia.

Filípica

Una filípica es una disertación o una alocución que resulta violenta contra algo o alguien. Se trata de una invectiva: una arenga condenatoria.

Antes de seguir avanzando con el concepto, es importante ahondar en el origen histórico del término para comprender cabalmente su significado. En este marco cabe mencionar que Demóstenes (384 a. C. – 322 a. C.) fue un destacado político y orador ateniense, mientras que Filipo II de Macedonia (382 a. C. – 336 a. C.) –padre de Alejandro Magno– fue un poderoso monarca.

A medida que Filipo II de Macedonia comenzó a acumular poder, Demóstenes empezó a realizar críticas públicas al considerar que dicha situación ponía en riesgo a Atenas y al resto de las ciudades-estado de Grecia. La Primera Filípica fue escrita entre 351 a. C. y 350 a C. para advertir a los atenienses sobre el peligro e incitarlos a resistir.

Luego hubo una Segunda Filípica y una Tercera Filípica. En todas ellas, Demóstenes intentó contener el avance de Filipo II de Macedonia y promovió un enfrentamiento contra el ejército de este rey.

Retomando el uso actual de filípica, puede decirse que refiere a contenidos o mensajes que incluyen fuertes críticas. Por ejemplo: “En su filípica contra el presidente, el diputado opositor hizo hincapié en el supuesto autoritarismo del mandatario”, “Tras una filípica de casi dos horas contra el entrenador, el futbolista anunció su renuncia al seleccionado nacional”, “No me agrada la filípica gubernamental contra los medios de comunicación, creo que afecta a la libertad de expresión”.

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2020.
Definicion.de: Definición de filípica (https://definicion.de/filipica/)

Buscar otra definición