Definición de fortuito

El adjetivo fortuito proviene del término latino fortuītus. La noción hace referencia a aquello que se produce de forma casual o accidental. Lo fortuito, por lo tanto, se vincula a la fortuna (en el sentido de tratarse de una serie de hechos o acontecimientos que se genera imprevistamente).

Fortuito

Por ejemplo: “Anoche se produjo un encuentro fortuito entre el presidente y el líder opositor en un restaurante del centro”, “El éxito en esta profesión nunca es fortuito: obedece al esfuerzo y al estudio”, “Gracias a un hallazgo fortuito, un arqueólogo descubrió los restos de una ciudad precolombina en Centroamérica”.

La idea de caso fortuito se emplea en el ámbito del derecho para aludir al suceso acontecido por azar que genera algún tipo de daño. Dado su origen, no es posible atribuir su efecto a ninguna persona en particular.

Un caso fortuito, de este modo, exime del cumplimiento de ciertas obligaciones a los individuos, debido a que se considera que el suceso no se podía prever y, por eso mismo, no se podía evitar. El caso fortuito suele ser provocado por un asunto interno que resultaba desconocido para el sujeto.

Supongamos que un hombre que conduce un automóvil provoca un accidente debido a una falla mecánica de su vehículo. Si esta persona tenía toda la documentación en regla, la causa de dicha falla era desconocida y el defecto irrumpió de forma súbita, puede decirse que se trata de un caso fortuito. El conductor no tenía forma de prever lo que iba a acontecer.

A diferencia de un caso fortuito, el caso de fuerza mayor no solo no se puede prever, sino además resulta inevitable. Estos casos de fuerza mayor se producen por un agente externo, como un fenómeno natural.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2017.
Definicion.de: Definición de fortuito (https://definicion.de/fortuito/)

Buscar otra definición