Definición de caso fortuito

El término caso, cuyo origen etimológico se encuentra en el latín casus, hace referencia a un asunto, un suceso o un hecho. Fortuito, por su parte, es algo que acontece de manera casual, imprevista o aleatoria.

Caso fortuito

La idea de caso fortuito, en este marco, se utiliza respecto a aquello que se produce por azar. Muchas veces la expresión alude a un evento que provoca un daño y cuyo origen no se le puede atribuir a alguien en particular.

En el ámbito del derecho, un caso fortuito es un suceso que el obligado genera de manera involuntaria y que, por lo tanto, no le obliga a cumplir con determinadas obligaciones. Dicho de otro modo: un caso fortuito se produce cuando un acontecimiento hace que no sea posible cumplir una obligación, ya que dicho acontecimiento no podía preverse y, por ese motivo, no podía evitarse.

En el escalafón del derecho, el caso fortuito sucede al caso de fuerza de mayor, que es aquel que no solo no pudo preverse, sino que además, si hubiese sido previsto, tampoco podía evitarse. Aún con estas diferencias, ambos casos suele ser tratados de modo similar por la ley.

Los casos fortuitos son imprevisibles; los casos de fuerza mayor, inevitables. Suele decirse que el caso fortuito se genera por un asunto de orden interno, mientras que el caso de fuerza mayor proviene del exterior.

Siguiendo con esta diferenciación, el caso fortuito acontece por algo que resultaba desconocido para el individuo, aunque formaba parte del plano interno de su acción. El caso de fuerza mayor, en cambio, es provocado por un suceso externo.

Un fallo mecánico en un automóvil del cual no se conoce su causa constituye un caso fortuito. Un tornado que provoca destrozos en una vivienda, por otro lado, es un caso de fuerza mayor.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2016.
Definicion.de: Definición de caso fortuito (https://definicion.de/caso-fortuito/)