Definición de fracking

La noción de fracking no forma parte del diccionario de la Real Academia Española (RAE). El término, de todos modos, se utiliza con frecuencia para aludir a un método que permite extraer petróleo y gas de yacimientos no convencionales.

Fracking

El fracking, también llamado en nuestro idioma fractura, fracturación o estimulación hidráulica, se basa en el desarrollo de la perforación de un pozo horizontal o vertical para generar canales que, mediante la inyección de agua a alta presión combinada con ciertos productos químicos, provocan una fractura o amplían aquellas que ya existen en el sustrato rocoso que contiene el hidrocarburo. De esta manera, el petróleo o el gas salen a la superficie.

Esta técnica se hizo muy popular en los últimos años ya que, al subir el precio de los combustibles, su metodología se volvió rentable. Sin embargo, existen muchos detractores del fracking por el peligro que supone para el medio ambiente.

Desde la industria del petróleo y el gas afirman que el fracking presenta riesgos similares a los del resto de las tecnologías que se aplican en el sector. Además destacan que el fracking permite explotar hidrocarburos que, hasta entonces, resultaban inaccesibles, generando beneficios económicos y ayudando a satisfacer una demanda energética que no deja de crecer a nivel mundial.

Quienes se oponen al fracking, en cambio, sostienen que esta técnica tiene un impacto ambiental muy elevado: demanda el consumo de grandes cantidades de agua y contamina la superficie, los acuíferos y la atmósfera. Incluso aseguran que, con el auge del fracking, aumentó la actividad sísmica por la inyección de fluidos en el subsuelo.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2017.
Definicion.de: Definición de fracking (https://definicion.de/fracking/)

Definiciones Relacionadas