Definición de fragilidad

La etimología de fragilidad nos lleva al vocablo latino fragilĭtas. La noción alude a la característica de aquello que es frágil: es decir, que resulta débil o que puede romperse, quebrarse, arruinarse o destruirse con facilidad.

Fragilidad

Por ejemplo: “Las autoridades clausuraron el edificio por la evidente fragilidad de la estructura”, “Las caídas, en los ancianos, constituyen un peligro debido a la fragilidad de sus huesos”, “El artista atraviesa un momento de fragilidad emocional por el reciente fallecimiento de su abuelo”.

La fragilidad puede ser física o simbólica. Una lámina de madera de unos pocos milímetros de grosor, por citar un caso, es un elemento con bastante fragilidad: si se utiliza como soporte y se apoyan objetos pesados sobre ella, seguramente se quebrará.

Puede vincularse la fragilidad de un material a su poca elasticidad o capacidad de deformación, algo que hace que se fracture rápidamente cuando se encuentra bajo la influencia de una fuerza o al ser sometido a presión. En cambio, los materiales dúctiles se deforman de manera plástica sin quebrarse.

En un sentido abstracto, la fragilidad puede relacionarse con la debilidad emocional o psicológica. Cuando una persona está frágil, llora con frecuencia, se encuentra deprimida o angustiada y no está en condiciones de hacer frente a las diversas dificultades que le plantea la realidad.

Una entidad, como una empresa, una organización o una asociación, atraviesa un estado de fragilidad si su subsistencia está en riesgo. Supongamos que, de una sociedad comercial de cinco socios, dos deciden retirarse. Esto hace que la sociedad en cuestión experimente una situación de fragilidad.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2017.
Definicion.de: Definición de fragilidad (https://definicion.de/fragilidad/)