Definición de funicular

La etimología de funicular remite al vocablo latino funicŭlus, que se traduce como “cuerda”. El término permite nombrar a un vehículo que es traccionado a través de un cable, una soga, una cadena o un elemento similar.

Funicular

El uso más habitual del concepto alude al ferrocarril funicular, que se emplea para ascender por terrenos con pendientes pronunciadas mediante el uso de cables. Este tipo de vehículo no cuenta con capacidad propia de desplazamiento: la movilidad está dada por un motor que permite accionar una polea, la cual mueve el cable empleado para la tracción. Los funiculares, de todos modos, cuentan con sistemas de frenado propio por si se registra algún problema en el cable, en la polea o en el motor.

El funcionamiento de un funicular es similar al de un ascensor o elevador, aunque los funiculares circulan sobre rieles. Por lo general se trata de dos cabinas de las cuales una sube y la otra baja, aprovechando la energía potencial.

Es posible encontrar funiculares en muchos países. La ciudad chilena de Valparaíso, por ejemplo, es famosa por sus funiculares que facilitan el ascenso a los cerros. El primero de estos ascensores comenzó a funcionar en 1883.

La capital chilena también dispone de funicular: se encuentra en el Parque Metropolitano de Santiago. Fue inaugurado en 1925 para favorecer la llegada a la parte superior del cerro San Cristóbal.

El funicular de Montjuïc, por otra parte, es un transporte público que permite dirigirse desde Barcelona hasta la montaña de Montjuïc. El sistema, que cuenta con dos estaciones, recorre casi 800 metros y permite ascender 76 metros.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2017.
Definicion.de: Definición de funicular (https://definicion.de/funicular/)

Buscar otra definición