Definición de fusibilidad

Fusibilidad es la condición de fusible: que se puede fundir (derretir). Por lo tanto, la fusibilidad de un material alude a la predisposición que evidencia para fundirse o derretirse.

Fusibilidad

Al conocer la fusibilidad de algo, se determina la posibilidad de producir piezas fundidas. En este marco resulta clave el punto de fusión, que es la temperatura a la cual una sustancia pasa del estado sólido al estado líquido.

Mientras más bajo es el punto de fusión, mayor es la fusibilidad. Si el punto de fusión es muy alto, por el contrario, se dice que el material es refractario. Por eso un material refractario tiene escasa fusibilidad.

Supongamos que una persona desea realizar una soldadura. Para cumplir con su objetivo, necesita trabajar con materiales de alta fusibilidad, con un punto de fusión bajo. De esta manera, al aplicar calor, logrará derretirlos y soldarlos, fusionándolos.

En el terreno de la mineralogía, la fusibilidad fue estudiada por el alemán Wolfgang Franz von Kobell (1803- 1882), quien desarrolló una escala con siete niveles conocida como escala Kobell.

Cada nivel cuenta con un mineral de referencia. En el primer nivel de la escala Kobell aparece la antinomita o estibina, cuyo punto de fusión aproximado es de 525 ºC. En los niveles sucesivos, de mayor a menor fusibilidad, se ubican la natrolita (con un punto de fusión de unos 800 ºC); la almandita o almandino (1050 ºC); la actinolita (1200 ºC); la ortosa u ortoclasa (1300 ºC); la broncita (1400 ºC); y el cuarzo (considerado infusible).

La fusibilidad, en definitiva, es importante en muchos ámbitos. Las industrias pesadas, la herrería y la ingeniería suelen tener en cuenta esta propiedad de los materiales.

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2020.
Definicion.de: Definición de fusibilidad (https://definicion.de/fusibilidad/)

Buscar otra definición