Definición de gelatina

La gelatina es una sustancia que se obtiene cuando el colágeno presente en los cartílagos, los huesos y el tejido conjuntivo es disuelto en agua y sometido a un proceso de cocción. De este modo se produce un gel que, en estado puro, es insípido, inodoro e incoloro.

Gelatina

El colágeno es una proteína, presente en todos los animales, que compone las fibras. Si esta proteína se disuelve en agua, se la pone a hervir y luego se la deja enfriar, se genera la gelatina.

Puede decirse que la gelatina es termorreversible: a temperatura ambiente, se coagula y cuaja, pero si se calienta a más de 27º C, se va convirtiendo en un fluido. Una vez en estado acuoso, puede enfriarse nuevamente para que se solidifique otra vez.

La gelatina, en definitiva, se compone de colágeno, agua y sales minerales. Su uso más habitual se encuentra en la elaboración del postre conocido, justamente, como gelatina de postres.

En este caso, se agregan saborizantes y aromatizantes para que el producto resulte sabroso. De este modo, además de las propiedades nutricionales de la gelatina, se le añaden sabores y aromas tentadores para el ser humano. Es posible encontrar gelatina de frutilla (fresa), gelatina de ananá o piña, gelatina de durazno o melocotón, gelatina de melón y muchas otras más, que se comercializan en sobres o cajas. Para prepararlas, solo hay que disolver el polvo en agua, luego hervir la disolución y por último enfriarla para que solidifique.

La gelatina sin sabor, por otra parte, se utiliza para elaboración de diversas preparaciones gastronómica. Muchas tortas y tartas llevan gelatina sin sabor para ganar consistencia.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2018.
Definicion.de: Definición de gelatina (https://definicion.de/gelatina/)

Buscar otra definición