Definición de gemación

Para poder descubrir el significado del término gemación se hace necesario, en primer lugar, conocer su origen etimológico. En este caso, podemos subrayar que es una palabra que deriva del latín, exactamente de “gemmatio” que significa “formación de una yema” y que es fruto de la suma de varios componentes léxicos de dicha lengua:
-El sustantivo “gemma”, que es sinónimo de “yema”.
-El sufijo “-cion”, que se utiliza para indicar lo que es “acción y efecto”.

Gemación

La primera acepción del término mencionada por la Real Academia Española (RAE) en su diccionario hace referencia al proceso de creación de una gema, botón o yema para el desarrollo de una rama, una flor o una hoja.

Más allá de este uso específico del concepto en el ámbito de la botánica, la idea de gemación también alude a un método de reproducción asexual de vegetales y animales invertebrados. La gemación consiste en la separación de un fragmento de un individuo, que va desarrollándose hasta generar un ejemplar semejante al original.

La gemación se produce por división celular. Mientras el nuevo organismo crece, se mantiene unido a su progenitor, hasta que alcanza la madurez y se separa. Es importante mencionar que el progenitor y el nuevo ejemplar comparten el código genético, ya que el primero se lo transmite al segundo.

Además de todo lo expuesto no podemos pasar por alto tampoco que existen dos tipos de gemaciones fundamentalmente:
-La gemación de supervivencia. Esta, como su propio nombre, es la que llevan a cabo los organismos cuando descubren que se están dando una serie de condiciones desfavorables que pueden ponerles en serio peligro. Entonces, ante esa situación, en pro de sobrevivir, optan por incrementar su número, es decir, la cantidad de descendientes. Este tipo de gemación puede encontrarse, por ejemplo, en los pólipos de los corales.
-La gemación de propagación. Este segundo tipo de gemación es el que tiene lugar cuando los organismos viven con unas condiciones medioambientales inmejorables y favorecedoras. En ese caso, lo que hacen es apostar por comenzar a multiplicarse mediante la gemación por dos principales motivos: para aprovechar y sacarle el máximo partido a los recursos que tienen y para aumentar su número de descendientes.

Los corales, ciertas lombrices y varias esponjas se reproducen a partir de la gemación de la madre. Más allá de estos animales pluricelulares, la gemación también se da como mitosis asimétrica en organismos unicelulares, consistiendo en la aparición de una yema (un abultamiento) en la membrana celular o plasmática.

De la misma manera, tenemos que subrayar que los virus que cuentan con envoltura lipoproteica también se reproducen a través de lo que es la gemación.

Entre las plantas, la hidra es una de las especies que se reproduce mediante la gemación. En este caso, primero surge un brote a partir de la división celular sucesiva en un determinado sitio. El brote se desarrolla hasta convertirse en un pequeño ejemplar y finalmente se desprende de la planta, comenzando su vida como individuo independiente.

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2018. Actualizado: 2019.
Definicion.de: Definición de gemación (https://definicion.de/gemacion/)

Buscar otra definición