Definición de coral

El concepto de coral tiene varios usos. Cuando su raíz etimológica se halla en el vocablo griego korállion, se refiere a un animal celentéreo antozoo que forma colonias, en las cuales los ejemplares se encuentran vinculados entre sí a través de un polipero calcáreo.

Coral

Los celentéreos son especies con simetría radiada que tienen una única cavidad gastrovascular, la cual dispone de un orificio que funciona como ano y como boca. En cuanto a los antozoos, son animales con tentáculos que, en la adultez, se fijan al fondo del mar.

Los corales, por lo tanto, viven adheridos al fondo marítimo. Por lo general se alimentan de las algas fotosintéticas que residen en sus tejidos, aunque también pueden capturar peces pequeños y plancton con sus tentáculos.

A la forma de organización de los corales se la llama pólipo. Las estructuras calcáreas permanecen más allá del fallecimiento de los animales y pueden terminar siendo colonizadas por otros corales, que a su vez crean nuevas estructuras. Así, con el paso del tiempo, se van formando los arrecifes de coral, que incluso pueden emerger del agua por su gran tamaño.

Coral, por otra parte, puede proceder del latín chorus. En este caso, el término alude a aquello vinculado a un coro: un conjunto de individuos que cantan de manera concertada y en simultáneo.

Una agrupación coral, de este modo, está compuesta por varios cantantes con voces que pertenecen a diferentes cuerdas. Las composiciones musicales corales, por su parte, son aquellas destinadas a ser interpretadas por varias voces.

En un coro encontramos varios tipos de voces que se agrupan en cuerdas y, dentro de cada una de ellas, se dividen de acuerdo con su tesitura (el intervalo de notas en el cual el cantante es capaz de moverse con suficiente facilidad y destreza como para interpretar una obra de manera adecuada y sin dañar sus cuerdas vocales).

Entre las cuerdas más importantes de una agrupación coral se encuentran las siguientes:

* soprano: se trata de la voz ubicada en la zona más aguda, y por lo general pertenece a una mujer o un niño. El registro normal de una soprano ronda las dos octavas, comenzando por el cuarto do del piano y llegando hasta el quinto la, aunque algunas cantantes poseen rangos considerablemente más amplios. En un coro, la soprano suele tener a su cargo las melodías principales;

* mezzosoprano: es la voz de mujer que se encuentra directamente debajo de la soprano. Cabe señalar que esta cuerda no suele distinguirse en las agrupaciones corales mixtas, sino en las de mujeres solas;

* contralto: es la voz femenina más grave y, curiosamente, también la más rara. Es tan difícil de encontrar una contralto natural que este puesto en los coros suelen ocuparlo mezzosopranos o sopranos;

* contratenor: es una cuerda de hombre cuya tesitura se ubica en cualquiera de las tres expuestas hasta el momento;

* tenor: se trata de la voz masculina más aguda, a excepción de los contratenores;

* barítono: tiene una extensión vocal que se encuentra debajo de la del tenor. En las agrupaciones corales mixtas se ubica en la cuerda de “bajos”;

* bajo: es la voz más grave de todas.

Como se menciona anteriormente, en las agrupaciones corales mixtas no se distinguen las cuerdas con tanta precisión, sino que se forman cuatro grandes grupos: sopranos, contraltos (donde también entran las mezzosopranos), tenores y bajos (donde se ubican los barítonos). A cada uno le corresponde una línea de canto determinada, que al fusionarse con el resto forman acordes y reproducen la obra completa.

Cuando se habla de una película o de una historia coral, por último, se hace referencia a que no tiene un único protagonista, sino que el protagonismo es colectivo.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2016. Actualizado: 2018.
Definicion.de: Definición de coral (https://definicion.de/coral/)

Buscar otra definición