Definición de geografía política

Antes de entrar de lleno en el significado del término geografía política, vamos a proceder a descubrir el origen etimológico de las dos palabras que le dan forma:
-Geografía deriva del griego. Concretamente es fruto de la suma de tres componentes léxicos de dicha lengua: el sustantivo “ge”, que significa “tierra”; el verbo “grapho”, que es sinónimo de “dibujar” o “escribir”; y el sufijo “-ia”, que se usa para indicar una relación.
-Política, por otra parte, también emana del griego. En su caso, procede del sustantivo “polis”, que puede traducirse como “ciudad”. Es más, se considera que su origen puede estar en la expresión “politiké techne”, que significa “el arte de los ciudadanos”.

Geografía política

La ciencia que se dedica a describir nuestro planeta se llama geografía. De acuerdo a su objeto de estudio específico, existen diversas ramas de la geografía, cada una centrada en diferentes cuestiones.

La geografía política es la especialización de la geografía que estudia la organización y la distribución de los seres humanos y de los Estados en la superficie terrestre. Dicho de otro modo, esta división de la geografía analiza cómo se distribuye el territorio en función del espacio ocupado por el hombre.

El campo de estudio de la geografía política es muy amplio y abarca los sistemas de gobierno, los procesos políticos, la organización territorial y las instituciones estatales, entre otras cuestiones. A nivel general, puede afirmarse que la geografía política investiga los sucesos políticos en función de los factores geográficos, teniendo en cuenta la influencia de éstos en el funcionamiento del Estado.

De esta manera, se dedica al estudio de las relaciones que se establecen entre las personas, el Estado y el territorio, considerando los efectos provocados por el poder político sobre el espacio. Por eso entre sus intereses se encuentran la organización interna de cada Estado y los conflictos territoriales que se producen entre distintos países.

El Estado, en definitiva, es la entidad que regula el uso del espacio geográfico por parte de las personas. La geografía política puede concentrarse en diferentes niveles de análisis, ya que el control estatal puede llevarse a cabo en una dimensión local o regional, nacional e internacional. Es el Estado el que actúa como mediador entre las fuerzas en conflicto y puede propiciar la desintegración o la cohesión de un territorio.

De la misma manera, tenemos que establecer que este término es muy usado dentro del ámbito de la educación. Así, por ejemplo, cuando los alumnos estudian en su colegio o instituto lo que es el mapa de geografía política de España lo que hacen es aprender tanto las comunidades autónomas que la integran como las capitales de esas así como las provincias y ciudades más significativas.

Es importante saber que, en ocasiones, se suele confundir la geografía política con la geopolítica. Sin embargo, son cosas diferentes. Así, la primera entiende el Estado como un ente estático, la segunda lo percibe como un ente dinámico, de ahí que estudie a fondo desde su nacimiento hasta su crecimiento pasando por la dinámica que posee e incluso por la evolución que está teniendo.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2018. Actualizado: 2019.
Definicion.de: Definición de geografía política (https://definicion.de/geografia-politica/)

Buscar otra definición