Definición de geografía económica

El vocablo griego geōgraphía derivó en el término latino geographĭa, antecedente etimológico de geografía. Este concepto se utiliza para nombrar a la ciencia que se dedica a describir el planeta Tierra.

Geografía económica

La Real Academia Española (RAE) reconoce en su diccionario diversas ramas de la geografía, que se concentran en cuestiones específicas dentro del campo de estudio de esta ciencia: la geografía política, la geografía histórica, la geografía botánica y la geografía zoológica, entre otras. La enumeración que realiza la RAE, de todos modos, es incompleta ya que faltan especializaciones; entre ellas, la geografía económica.

Esta rama de la geografía está dedicada al estudio de la ubicación, la distribución y la organización de las actividades económicas en el espacio. Los expertos en esta materia analizan cuáles son las actividades que se llevan a cabo en cada región, de qué manera se desarrollan, cómo inciden en el medio ambiente, etc.

Es habitual que el espacio geográfico influya en la actividad económica. De acuerdo a las características geográficas a su disposición, el ser humano suele desarrollar determinadas prácticas para obtener su sustento. A su vez organizará y explotará los recursos naturales y espaciales de un modo u otro.

A la hora de analizar el funcionamiento de una economía de libre mercado, suele considerarse que los precios se establecen a partir del juego de la oferta y la demanda. Sin embargo, muchos expertos destacan la importancia de tener en cuenta la variable espacial para incluir el costo de transporte del producto hacia el consumidor y viceversa, que puede medirse en dinero y en tiempo. En este marco, la geografía económica resulta muy importante para optimizar dicho análisis.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2018.
Definicion.de: Definición de geografía económica (https://definicion.de/geografia-economica/)

Buscar otra definición