Definición de geografía física

La ciencia que se dedica a describir las características de nuestro planeta recibe el nombre de geografía, un término derivado del latín geographĭa que, a su vez, tiene su raíz etimológica en el vocablo griego geōgraphía.

Geografia física

Existen diversas ramas de la geografía, surgidas a partir de su ámbito específico de acción. La geografía física es aquella centrada en el estudio de la configuración de los espacios terrestres y los mares.

También llamada fisiografía, la geografía física se especializa en el espacio geográfico natural, considerando a la superficie de la Tierra como un conjunto. Sus conocimientos se complementan con los aportados por la geografía humana (que estudia el vínculo entre las comunidades humanas y el medio en el cual residen).

La geografía física busca contribuir al entendimiento de los procesos y los patrones geográficos que se producen en el ambiente natural. La oceanografía, la orografía, la glaciología y la hidrografía son algunos de los campos de estudio de esta subdisciplina geográfica. Para desarrollar sus estudios, recurre a otras ciencias, como la física y la geología.

Es importante tener en cuenta que la geografía física estudia cuestiones biofísicas y el vínculo entre éstas y el accionar del ser humano. Por eso trabaja con los fenómenos naturales que se producen en la Tierra y con las interacciones que el hombre mantiene con el ambiente, siempre partiendo desde una óptica espacial.

Aunque puede desarrollar estudios históricos (por ejemplo, analizando cómo cambia el paisaje a lo largo de miles de años), también tiene la facultad de centrarse en el presente (detectando y midiendo las modificaciones en el aprovechamiento del suelo, por citar una posibilidad).

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2018.
Definicion.de: Definición de geografía física (https://definicion.de/geografia-fisica/)

Buscar otra definición