Definición de habitación

HabitaciónLa etimología de habitación nos lleva al vocablo latino habitatǐo. El uso más habitual del término refiere al espacio o ambiente de una vivienda.

Las habitaciones son los lugares que se establecen mediante paredes en el interior de una construcción. Por lo general cada habitación tiene una función específica: hay habitaciones para comer, habitaciones para dormir y habitaciones para el entretenimiento, entre otras.

El acceso a las distintas habitaciones suele darse a través de un pasillo. Una puerta, en tanto, permite habilitar o impedir el paso. En ocasiones, las habitaciones están comunicadas entre sí, sin pasillo ni sector intermedio.

Aunque la noción de habitación puede aludir a cualquier ambiente de una casa, es frecuente que haga mención al dormitorio: es decir, a la habitación que se utiliza sobre todo para descansar y dormir. La cama es el mueble más importante de estas habitaciones, que también pueden disponer de silla o sillón, escritorio, mesita de luz (mesita de noche), etc.

Cuando la habitación es matrimonial, cuenta con una cama doble para que puedan acostarse los dos integrantes de la pareja. También hay habitaciones con una sola cama individual y habitaciones con varias camas, según la cantidad de usuarios.

Volviendo a los diferentes propósitos que podemos asignarle a una habitación, esto depende en parte de diversos factores, como ser la situación económica, la cantidad de personas que habiten la casa, la edad, los gustos y el grado de libertad que el individuo tenga sobre las remodelaciones (si alquila la vivienda no es lo mismo que si la compra).

Esto nos lleva a una primera clasificación bastante amplia, en la que distinguimos las habitaciones «convencionales» de las «especiales»: en el primer grupo tenemos algunas de las mencionadas hasta el momento, como ser los dormitorios, los salones de estar, los comedores, las cocinas y los baños; en el segundo, en cambio, los límites son más difusos, ya que la función que el dueño le asigne al espacio depende de sus propias necesidades y no de las costumbres de su región.

Una de las más populares dentro de las especiales es la habitación de juegos, que en cada parte puede recibir nombres distintos aunque su propósito sea medianamente el mismo: destinar un espacio de la casa a la recreación. En este caso, la edad del dueño repercute directamente en el tipo de decoración, muebles y productos que se coloquen en esta habitación: para los más pequeños suelen usarse juguetes educativos y medidas de seguridad en las tomas de corriente, por ejemplo, mientras que los adultos normalmente la destinan a juegos de mesa, billar o videojuegos.

HabitaciónEn este contexto también podemos nombrar una variación que puede entrar en la misma categoría, la habitación de cine. Una vez más, en cada región puede identificarse con nombres relativamente diferentes aunque haga referencia a un cuarto adecuado al visionado de películas. Entre los requisitos para que cumpla con su función se encuentran la acústica, el control de la iluminación y la comodidad de sus asientos.

Una de las diferencias fundamentales entre estas habitaciones diseñadas a medida de ciertas necesidades específicas y las convencionales es que requieren mucho más trabajo, más dedicación. En algunos casos toman meses de esfuerzo hasta quedar como la imaginaban sus dueños.

Los hoteles, por otro lado, suelen ofrecer habitaciones para estadías temporales. Se trata de cuartos con diversas comodidades, que habitualmente se alquilan por noche e incluyen el dormitorio y un baño pero pueden presentar otras secciones.

La categoría de las habitaciones de hotel es muy variable. Los hoteles cinco estrellas presentan habitaciones lujosas, a diferencia de los hostales y de otros tipos de establecimientos.

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2019. Actualizado: 2020.
Definicion.de: Definición de habitación (https://definicion.de/habitacion/)

Buscar otra definición