Definición de heliógrafo

Existen dos tipos de dispositivos que reciben el nombre de heliógrafos. Por un lado, se llama de este modo a un artefacto empleado en el terreno de la meteorología para estimar la intensidad y la extensión del tiempo de insolación. Por otra parte, un heliógrafo es un elemento que produce señales telegráficas a través de la reflexión de la luz solar en un espejo que se mueve.

Heliógrafo

Comencemos analizando el heliógrafo como instrumento del campo meteorológico. En este caso el heliógrafo permite analizar qué tan intensos son y cuánto duran los rayos de sol que llegan a una superficie.

Existen distintas clases de heliógrafos. Mientras que algunos incluyen mecanismos de relojería para su funcionamiento, otros apelan a la rotación del planeta Tierra para calcular el tiempo.

El heliógrafo tradicional se compone de una bola de cristal que hace concentrar la luz del sol sobre una banda que, cuando se quema, genera una traza. Dicha banda se ubica a una distancia constante del foco de la esfera.

La duración de la insolación, de este modo, se determina según la longitud de la traza carbonizada por los rayos, siempre que el sol haya brillado sin pausas. Cuando su brillo no es continuado, se suman las extensiones de los segmentos de la traza, que resulta intermitente.

En cuanto al heliógrafo como herramienta de comunicación, ya casi no se utiliza debido a que fue reemplazado por las señales de radio. Antes de los avances tecnológicos, este aparato era útil para enviar señales telegráficas, haciendo que los rayos solares se reflejen en un espejo movible y emitiendo así las señales incluso desde un pueblo a otro.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2020.
Definicion.de: Definición de heliógrafo (https://definicion.de/heliografo/)

Buscar otra definición