Definición de hexágono

La etimología de hexágono nos remite al vocablo latino hexagōnum, a su vez derivado del griego hexágōnon. El concepto alude a un polígono que presenta seis lados y seis ángulos.

Hexágono

Recordemos que la idea de polígono se emplea en la geometría para hacer referencia al fragmento de un plano que se encuentra delimitado por líneas rectas. Se trata, por lo tanto, de una figura geométrica plana. Las líneas que componen los polígonos se denominan lados.

En el caso específico de un hexágono, es una figura que está limitada por seis lados (es decir, por seis segmentos de recta). Por su configuración, también cuenta con seis ángulos internos y con seis vértices.

La suma de las medidas de los ángulos internos de este tipo de polígono es igual a 720º. Por otra parte, es posible afirmar que un hexágono tiene 9 diagonales, entendiendo a cada diagonal como el segmento que permite unir dos vértices que no son consecutivos.

Cuando el hexágono presenta seis lados iguales y también seis ángulos internos iguales, se lo denomina hexágono regular. En estos casos, los ángulos internos son congruentes: todos miden 120º (120º x 6 = 720º).

Si, en cambio, los lados y los ángulos internos del hexágono no resultan iguales entre sí, la figura recibe el nombre de hexágono irregular.

Es posible hallar hexágonos en diferentes ámbitos de la naturaleza. Los panales de las abejas, por ejemplo, se forman con celdas de cera que tienen estructura hexagonal. El hexágono de Saturno, por otra parte, es un patrón de nubes que se ubica en torno al polo norte de dicho planeta, con seis lados de unos 13.800 kilómetros cada uno.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2018.
Definicion.de: Definición de hexágono (https://definicion.de/hexagono/)

Buscar otra definición