Definición de hiena

La hiena es un animal carnívoro de hábitos nocturnos que suele alimentarse de carroña. El término procede del vocablo latino hyaena, a su vez derivado del vocablo griego hýaina.

Hiena

Con presencia en Asia y en África, este mamífero atrapa a sus presas con los dientes y no con las garras. Aunque su mordida es muy fuerte, por lo general se alimenta mediante el cleptoparasitismo: aprovecha las presas que otros animales han cazado y matado.

Excepto la hiena manchada, el resto de los integrantes de esta familia no son gregarios. Sin embargo, se reúnen para la caza, comunicándose entre sí mediante aullidos que se asemejan a una risa humana de características escalofriantes o macabras.

El pelaje de las hienas es grueso y áspero pero escaso, de color amarillento o grisáceo. Hay especies que presentan una melena sobre la cabeza o la cruz.

En el lenguaje coloquial, la idea de hiena se utiliza para calificar a una persona que es cruel o brutal. Esta acepción está vinculada a la imagen desagradable que la hiena produce en el ser humano por los sonidos que emite (que resultan perturbadores), por alimentarse de carroña y por quedarse con las presas que otros animales cazaron.

Supongamos que a un hombre se le atribuye el asesinato de varios niños. Este sujeto, según los investigadores, utilizaba diversas artimañas para atraer a los pequeños hacia su casa y allí los mataba con brutalidad. Al presentar la noticia, un periodista lo define como una “hiena”. Por supuesto, la maldad que evidencia el humano no está presente en el animal, que actúa por instinto.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2018.
Definicion.de: Definición de hiena (https://definicion.de/hiena/)

Buscar otra definición