Definición de hermafrodita

El vocablo griego hermaphróditos, cuya terminación está influida por Afrodita (nombre de la diosa griega del amor), llegó al latín como hermaphrodītus. El concepto arribó a nuestro idioma como hermafrodita, un adjetivo que alude a quien tiene los dos sexos (femenino y masculino).

Hermafrodita

En la zoología y la biología, un organismo hermafrodita es aquel cuyo aparato reproductivo es mixto y, por lo tanto, puede generar gametos femeninos y masculinos. La autofecundación, de todos modos, es muy inusual.

Las lombrices de tierra son ejemplos de animales hermafroditas. Disponen de órganos reproductores femeninos y masculinos y se reproducen a través del apareamiento. Lo mismo ocurre con los caracoles, que producen óvulos y espermatozoides y se acoplan para lograr la fecundación.

La Real Academia Española (RAE) reconoce la noción de hermafrodita para aludir a la persona que cuenta con ovarios y testículos, dando la apariencia de la existencia de ambos sexos en el mismo organismo. Sin embargo, suele considerarse que en los seres humanos existe el pseudohermafroditismo, ya que no se presenta la posibilidad reproductiva de las dos formas.

En general, se prefiere hablar de sujetos intersexuales y no de hermafroditas cuando se evidencian caracteres sexuales femeninos y masculinos en distintos grados. No es posible que un ser humano pueda producir semen con espermatozoides y, a su vez, contar con un sistema reproductor apto para gestar un feto.

Las flores hermafroditas, por otro lado, reúnen los dos sexos. En este caso, como los gametos alcanzan la madurez en momentos diferentes, la fecundación solo es posible mediante la polinización cruzada.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2018.
Definicion.de: Definición de hermafrodita (https://definicion.de/hermafrodita/)

Buscar otra definición