Definición de hormigón

El hormigón es un material que se utiliza en la construcción. Suele elaborarse mezclando cal o cemento con grava, arena y agua: cuando se seca y fragua, el hormigón se endurece y gana resistencia.

Hormigón

La fórmula del hormigón, también llamado concreto, implica la combinación de un aglomerante (el cemento), agregados (áridos como la grava y la arena) y agua. En ocasiones se recurre también a diversos aditivos para modificar sus características.

Según la variación de las proporciones de los distintos componentes, el hormigón tiene diferentes propiedades. Puede diferenciarse, en este marco, entre el hormigón ligero (con una densidad de 1800 kg/m³), el hormigón normal (densidad de unos 2200 kg/m³) y el hormigón pesado (densidad de más de 3200 kg/m³).

Aunque presenta una muy buena resistencia a los esfuerzos de compresión, el hormigón no reacciona de igual forma ante otras clases de esfuerzos (de flexión, tracción, etc.). Por lo tanto, muchas veces se lo asocia a estructuras de acero, dando lugar al llamado hormigón armado.

Al hormigón asfáltico, en tanto, se le añaden minerales y asfalto. Este tipo de hormigón suele usarse como impermeabilizante y en la construcción de carreteras.

En la antigüedad, los egipcios, los griegos y los romanos ya realizaban diferentes obras con hormigón. Con el avance de la historia la elaboración del material se fue perfeccionando, hasta que en el siglo XX se consiguió obtener cemento de calidad homogénea para producir un hormigón útil y valioso para múltiples construcciones.

Actualmente la producción de hormigón suele incluir el uso de materiales reciclados entre los componentes. De esta manera se busca reducir el impacto ambiental.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2018.
Definicion.de: Definición de hormigón (https://definicion.de/hormigon/)

Buscar otra definición