Definición de huevo

El término huevo, que procede del vocablo latino ovum, refiere a un elemento redondeado producido por las hembras de diversas especies que cobija al germen de un embrión y almacena las sustancias que nutren a éste en el marco de la incubación.

Huevo

La dureza y el tamaño del huevo dependen del tipo de animal. Esta estructura surge cuando se produce la fecundación del óvulo y el embrión debe ser protegido y recibir nutrientes. Las aves y numerosos reptiles, anfibios, peces, arácnidos e insectos se reproducen de este modo.

Los huevos presentan un cascarón o cáscara que supone la primera capa de protección. En su interior se encuentran la clara (formada por proteínas y agua) y la yema (que contiene el vitelo –el sector del citoplasma del cigoto que presenta lípidos, hidratos de carbono y otras sustancias nutritivas– y el disco germinal). La clara es la parte blanca del interior del huevo; la yema, la porción amarilla.

La mayoría de los animales suelen empollar o incubar los huevos dándoles calor. En el marco de ese proceso el cigoto se va desarrollando. Cuando el embrión alcanza el desarrollo necesario, el huevo eclosiona: se rompe la cáscara y el ejemplar nace.

Cabe destacar que los huevos de las aves constituyen un alimento muy importante para el ser humano. Los más consumidos son los huevos de gallina, aunque también resultan populares los huevos de codorniz, los huevos de ganso y los huevos de pato.

Los huevos pueden ingerirse de múltiples maneras: fritos, revueltos, hervidos, etc. Además se emplean para preparar tortillas, bizcochuelos, mayonesa y muchos otros productos.

Aunque se recomienda tomarlos de forma moderada, los huevos son alimentos imprescindibles en la alimentación de cualquier persona ya que cuentan con unos beneficios realmente notables. En concreto, tenemos que subrayar que entre sus principales propiedades destacan las siguientes:
-Aportan al organismo proteínas y minerales, como sería el caso del hierro.
-De la misma manera, también aportan vitaminas, tales como la A, la D o la B 12.
-En el caso de las embarazadas el huevo se convierte en un alimento muy importante porque se considera que ese aporta a su organismo colina, que es un elemento que ayuda no solo a evitar que el feto pueda tener defectos en el nacimiento sino que, además, sirve para facilitar el desarrollo del sistema nervioso de ese.
-No menos significativo es el hecho de que este alimento se considera beneficioso para prevenir también lo que son defectos visuales con el paso de la edad.
-Tomarlo de forma moderada se considera que resulta beneficioso para reducir la tensión arterial, mejorar lo que es la salud de los huesos, prevenir la pérdida de músculo y aumentar lo que es la quema de grasas. Ventajas estas que son las que llevan a muchos deportistas y a quienes quieren lucir un cuerpo “diez” a incluirlo en su alimentación e incluso a tomar claras de huevo directamente.
-De la misma manera, mediante determinados estudios científicos llevados a cabo, se ha conseguido demostrar que logra convertir el colesterol llamado “malo” en colesterol “bueno”.

Más allá de esta acepción habitual de la noción, la idea de huevo también puede referirse a un cigoto, un óvulo o un testículo, de acuerdo al contexto.

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2018. Actualizado: 2020.
Definicion.de: Definición de huevo (https://definicion.de/huevo/)

Buscar otra definición