Definición de inocuo

El primer paso que vamos a dar en pro de descubrir el significado del término inocuo es conocer su origen etimológico. En este caso, podemos subrayar que deriva del latín, exactamente del cultismo “innocuus”, que puede traducirse como “inocente” o “que no causa daño”.

Inocuo

El concepto de inocuo puede mencionarse también como innocuo (con dos N), de acuerdo a lo detallado por la Real Academia Española (RAE) en su diccionario. El término alude a aquello que no provoca ningún daño.

Inocuo, por lo tanto, es un adjetivo que califica a lo que no genera perjuicio o detrimento. A nivel general puede decirse que existen leyes y controles en todos los países para garantizar que los alimentos, los medicamentos y otros productos que se comercializan sean inocuos.

Entre el conjunto de palabras que funcionan como sinónimos de inocuo podemos destacar algunas tales como inocente, inofensivo o inoperante. Por el contrario, entre sus antónimos hay términos tales como peligroso, dañino, nocivo o perjudicial.

La inocuidad es la condición de inocuo. Cuando algo sale a la venta, y por lo tanto queda a disposición de los compradores, tiene que cumplir con diversas normativas. Entre ellas, las normas que garantizan que el uso o el consumo del producto no provocará problemas a la salud.

Así, por tanto, podemos establecer que los alimentos inocuos son aquellos de los que se tiene la absoluta garantía de que no van a provocar ningún tipo de daño al consumidor cuando sean ingeridos o preparados, ya que con ellos se han respetado y cumplido todas las condiciones higiénico-sanitarias establecidas por las autoridades.

De la misma manera, se habla de que es importante mantener la inocuidad de los alimentos en pro de la salud. Esto es algo que se puede hacer separando los alimentos crudos de los cocinados, manteniendo la limpieza en todo momento en la cocina, manteniendo los productos a las temperaturas adecuadas, cocina de la manera recomendada aquellos…

Un caramelo que tiene entre sus componentes una sustancia tóxica, por citar un caso, no es inocuo. Por eso quien ingiera una de estas golosinas puede sufrir una intoxicación. Los caramelos inocuos, por el contrario, no dañan, más allá de los eventuales males que generan en el largo plazo si se consumen en exceso.

Cabe destacar que la inocuidad, en algunos casos, se asegura a lo largo de un proceso, y no solamente en los ingredientes de un producto o preparación. En un restaurante, los alimentos deben almacenarse a temperaturas seguras y lavarse, cuando corresponde, con agua potable. El cocinero además tiene que separar las materias primas crudas de las cocidas y evitar la contaminación cruzada. Así los platos que se sirven en el establecimiento son inocuos.

Por último, tenemos que señalar que en Barcelona existe un negocio que responde al nombre de Inocuo The Sign y que abrió sus puertas en el año 2013. Se trata de un estudio de diseño que está especializado en ámbitos tales como la ilustración, el diseño gráfico, la publicidad, el diseño de arte y la creatividad en toda su extensión.

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2018. Actualizado: 2020.
Definicion.de: Definición de inocuo (https://definicion.de/inocuo/)

Buscar otra definición