Definición de intelecto

Lo primero que hay que hacer es dejar patente que intelecto es una palabra que tiene su origen etimológico en el latín. En concreto, procede de “intellectus” y es fruto de la unión de dos componentes de dicha lengua: el prefijo “inter-“, que es sinónimo de “entre”, y el vocablo “lectus”, que puede traducirse como “escogido”.

Intelecto

Intelecto es la potencia cognoscitiva racional de un ser humano. Se trata del entendimiento y de la facultad de pensar del hombre. Por ejemplo: “El novelista demostró su gran intelecto al realizar un lúcido análisis de la situación del país”, “El presidente es muy simpático, pero no se destaca por su intelecto”, “Al club lo sacaremos adelante con el intelecto, no con soluciones mágicas”.

El intelecto supone la capacidad de desarrollar representaciones mentales de la realidad y de relacionarlas entre sí. El concepto puede asociarse a la inteligencia, la reflexión y el raciocinio.

La capacidad de entender la unidad de lo semejante y de pasar de lo individual a lo universal (y viceversa), de elaborar y vincular conceptos y de comprender distintas problemáticas forma parte del intelecto.

No podemos pasar por alto tampoco el hecho de que además se considera que el intelecto humano tiene varias funciones importantes como son las que exponemos a continuación:
• Atención, que ayuda a estar alerta ante un hecho o situación concreta.
• Sensopercepción, que es la que permite captar los estímulos externos a través de los diversos sentidos.
• Imaginación, que se define como la capacidad que tiene el intelecto de pensar en imágenes.
• Memoria, que da la oportunidad al hombre y a la mujer de usar el pasado en el momento presente.
• Afectividad. Con este término nos referimos a las sensaciones y a los sentimientos que experimentamos y que hacen que cambie nuestro estado de ánimo.
• Pensamiento, que es el que permite diferenciar al ser humano del resto de seres vivos. Es más, es el que hace que se establezca como superior frente al resto de seres que moran en el planeta.

Para la psicología, el intelecto está vinculado a la conducta y al comportamiento. La neurología, en cambio, asocia el intelecto a la estructura del cerebro y al sistema nervioso (es decir, al soporte material de la conducta). Otra ciencia que se acerca a la noción de intelecto es la sociología, a partir del estudio de las relaciones entre los seres humanos.

Lo perteneciente o relativo al intelecto se conoce como intelectual (“Resolver este enigma es un desafío intelectual difícil de superar”). Este término también se utiliza para nombrar a la persona que se dedica a las ciencias y a las letras y que pasa gran parte de su tiempo estudiando la realidad y reflexionando sobre los problemas sociales (“El escritor portugués es considerado como un intelectual comprometido con la situación de la mujer”).

Además de todo ello, tendríamos que resaltar que, dentro del ámbito de la música, existe una canción que utiliza en su título el término que nos ocupa. Nos estamos refiriendo a la composición “Intelecto Perfecto”, que es interpretada por la formación llamada Zona Ganjah.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2011. Actualizado: 2014.
Definicion.de: Definición de intelecto (https://definicion.de/intelecto/)
Top