Definición de involuntario

El vocablo latino involuntarius llegó a nuestra lengua como involuntario. Este adjetivo se utiliza para calificar a lo que no es voluntario.

Involuntario

Para comprender la idea de involuntario, por lo tanto, primero hay que definir la noción de voluntario. Así se denomina a la acción que surge de la voluntad; es decir, que no se realiza por la fuerza.

Por oposición, lo involuntario se desarrolla por una causa ajena a la voluntad. En este tipo de actos, no hay una decisión de la persona: cuando algo es involuntario, el sujeto no determina su conducta.

Los reflejos, por ejemplo, son movimientos involuntarios que se desencadenan a partir de un estímulo. Se trata de una respuesta automática que ejecuta el organismo a modo de reacción.

El acto reflejo rotuliano está entre estos movimientos involuntarios. Cuando el tendón rotuliano recibe un golpe, se estira, al igual que el músculo al cual está conectado. Esta información llega a la médula espinal y la rodilla se eleva. Todos estos desplazamientos se llevan a cabo sin que la voluntad intervenga.

El estornudo, en tanto, es un acto reflejo que se produce cuando una partícula extraña irrita la mucosa nasal. Ante esta situación, el individuo expulsa aire violentamente por la nariz y, en muchos casos, incluso por la boca.

Los bostezos, por lo general, también son involuntarios. Aunque su origen no está claro, se cree que está vinculado al ciclo de sueño y vigilia. El bostezo implica abrir la boca para inhalar profundamente y luego expulsar parte de ese aire.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2018.
Definicion.de: Definición de involuntario (https://definicion.de/involuntario/)

Buscar otra definición