Definición de sistema muscular

Un sistema es un módulo ordenado de elementos que están interrelacionados y que desarrollan interacciones entre sí. Muscular, por su parte, es aquello vinculado a los músculos (los órganos que están formados por fibras de tipo contráctil).

Sistema muscular

Se conoce como sistema muscular, por lo tanto, al conjunto de los órganos que forman parte de un organismo. Dicho sistema otorga forma, estabilidad, firmeza y movilidad al cuerpo.

En el caso de los seres vertebrados, el sistema muscular es controlado por el sistema nervioso. Existen músculos, de todas formas, que lograr tener un funcionamiento autónomo.

El sistema muscular cumple con funciones muy importantes en todos los seres. Por un lado, permite la locomoción del cuerpo e incluso el movimiento de los órganos (la digestión y la circulación de la sangre, entre otras cuestiones, dependen de los músculos). Los músculos además protegen los órganos, son claves en la postura corporal y generan energía calórica. El sistema muscular, por otro lado, proporciona datos sobre el estado fisiológico del organismo.

Es posible distinguir entre tres tipos de músculos en el sistema muscular: los músculos estriados, los músculos lisos y los músculos cardíacos. De acuerdo a cómo se controlan, los músculos también pueden diferenciarse entre autónomos, involuntarios, voluntarios o mixtos.

No obstante, existen otras muchas clasificaciones de los músculos del cuerpo humano. Así, por ejemplo, en base a su situación se establecen dos grandes grupos: los superficiales, que son los que se encuentran ubicados de manera directa justo debajo de la piel, y los profundos, que son los que hallan más allá de esa mencionada zona. Estos últimos podemos determinar que tienen la particularidad, por regla general, de encontrarse en lo que son los extremos de los huesos del esqueleto.

De la misma manera, si tenemos en cuenta lo que es su forma, podemos establecer la existencia de los siguientes:
-Cortos, que se identifican por acometer lo que son funciones muy específicas y que se hallan ubicados tanto en los pies como en las manos, por ejemplo.
-Planos y anchos, que no sólo participan en los movimientos de la respiración sino que además proceden a proteger lo que son los órganos delicados. Entre los más significativos se encuentran los que están ubicados en el abdomen. Ejemplos son los intercostales o el diafragma.
-Circulares, que, como su propio nombre indica, cuentan con forma de círculo y su misión no es otra que proceder a cerrar determinados conductos que pueden existir en el cuerpo humano como es, por ejemplo, la vegija.

Todo eso sin olvidar tampoco que se pueden clasificar por la función que llevan a cabo el conjunto de músculos que dan forma al sistema que nos ocupa. En este caso, estaríamos hablando de flexores, supinadores, abductores, extensores, pronadores…

El sistema muscular es susceptible de sufrir diferentes trastornos y enfermedades, como esguinces, distrofias, desgarros o poliomielitis. Para minimizar los inconvenientes, los médicos recomiendan la realización de actividad física y el mantenimiento de una dieta saludable. La obesidad, por ejemplo, puede provocar graves problemas en el sistema muscular.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2014. Actualizado: 2016.
Definicion.de: Definición de sistema muscular (https://definicion.de/sistema-muscular/)