Definición de legumbres

Las legumbres son semillas o frutos que crecen en vainas. El término, que procede del vocablo latino legūmen, también se utiliza para nombrar al fruto que producen las especies leguminosas.

Legumbres

Existen múltiples tipos de legumbres: algunas miden unos pocos milímetros y otras tienen un tamaño de cincuenta centímetros. Las formas también son muy variadas.

Por sus propiedades nutricionales, las legumbres constituyen un alimento valorado por el ser humano, que incluso se emplea para dar de comer a animales. Muchos siglos atrás, diversos pueblos comenzaron a cultivarlas para aprovecharlas como fuente de vitaminas, proteínas, fibra, hidratos de carbono y lípidos.

Entre las legumbres más consumidas se encuentran las arvejas (también llamadas chícharos o guisantes), los garbanzos, los porotos (frijoles, habichuelas, alubias o judías), las habas, las chauchas (ejotes), las lentejas, los maníes (cacahuates o cacahuetes) y la soja (soya). Las maneras de prepararlas son múltiples.

Para poder seguir una alimentación sana, completa y equilibrada se requiere incluir en la misma las legumbres, en cualquiera de sus variedades. Y es que esas traen consigo una larga lista de beneficios para el organismo tales como los siguientes:
-Son ricas en fibra, lo que, entre otras cosas, ayuda a mejorar el tránsito intestinal. En este caso, las que aportan mayor cantidad de aquella son las lentejas, los garbanzos y las judías blancas.
-No menos importante es destacar que tienen poca grasa.
-Consiguen aportar al organismo una gran cantidad de vitaminas así como de minerales.
-Son una fuente muy especial de nutrientes.
-Aunque se suele pensar lo contrario, las legumbres por sí solas no engordan. Engordan los alimentos que suelen acompañar a aquellas en determinados platos tales como el chorizo, la panceta, el tocino…

Precisamente porque son tan saludables se recomienda tomarlas, al menos, dos o tres veces a la semana a través de sus distintas variedades. Y lo más recomendable es comerlas al mediodía.

Además de todo lo expuesto, te interesa saber que se considera que la legumbre más completa es el garbanzo. ¿Por qué? Porque, al parecer, incluye lo que son todos los aminoácidos esenciales.

A nivel general, existen ciertos pasos de preparación que son comunes a todas las legumbres. Lo habitual es, en una primera etapa, colocarlas en un recipiente con agua durante al menos doce horas para ablandarlas. Luego se deben cocer: el método más común es hervirlas. Estos dos procedimientos también permiten eliminar eventuales sustancias tóxicas.

Muchos cocidos y guisos tienen legumbres como ingredientes. El cocido madrileño, el puchero y el locro son algunas de las recetas que se preparan con ellas. Con este alimento incluso se pueden realizar ensaladas o, procesándolas, cremas y hamburguesas, por ejemplo.

Asimismo, no podemos pasar por alto que uno de los platos más internacionales de la cocina de Oriente Medio también se basa en las legumbres. Nos estamos refiriendo al hummus, que es una crema de garbanzos cocidos que lleva, además de esos, limón, pimentón, aceite de oliva, ajo y semillas de sésamo.

Cabe destacar que diversas legumbres se venden como conservas. En este caso, el producto se introduce en un envase hermético (como una lata o una caja) para su comercialización.

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2018. Actualizado: 2020.
Definicion.de: Definición de legumbres (https://definicion.de/legumbres/)

Buscar otra definición