Definición de lícito

El vocablo latino licĭtus llegó a nuestro idioma como lícito. Se trata de un adjetivo que permite hacer referencia a aquello que se encuentra autorizado o que es tolerado por las normas vigentes en un determinado ámbito.

Lícito

Por ejemplo: “Es lícito que me niegue a declarar, según me explicó mi abogado”, “De acuerdo a la mayoría de los analistas deportivos, el primer gol del seleccionado local no fue lícito”, “Ante un acto voluntario lícito, la Justicia no tiene nada que decir”.

Para que un acto jurídico tenga validez, debe contar con un objeto lícito como componente esencial. Esto quiere decir que el contenido del asunto jurídico tiene que ajustarse a las leyes. Lo contrario al objeto lícito es el objeto ilícito, que no se corresponde con las disposiciones legales.

Todo contrato, por otra parte, debe estar motivado por una causa lícita. Por lo tanto, solo con una causa lícita nace la obligación legal.

La idea de origen lícito, en tanto, suele usarse respecto a la obtención de recursos mediante alguna acción o mecanismo avalado por la ley. Cuando los fondos son de origen lícito, no son fruto de una actividad ilegal.

Supongamos que una persona desembolsa una suma millonaria para comprar un canal de TV. Si dicho dinero proviene del narcotráfico, no tiene un origen lícito. En cambio, si fue reunido gracias a la actividad ganadera, su origen no es objetable.

En el ámbito del deporte, por último, se menciona como lícito a lo que está permitido por el reglamento. Un gol lícito, en el fútbol, se logra sin cometer ninguna violación de las reglas.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2018.
Definicion.de: Definición de lícito (https://definicion.de/licito/)

Buscar otra definición