Definición de licuadora

Una licuadora es un electrodoméstico que permite licuar alimentos: es decir, hacer que comidas sólidas se vuelvan líquidas. Lo más habitual es que se empleen para preparar licuados de frutas.

Un electrodoméstico a motor

Antes de avanzar, es importante recordar que un electrodoméstico es un aparato de uso hogareño que funciona con electricidad. De este grupo, además de la licuadora, forman parte máquinas como el refrigerador (también conocido como heladera, nevera o frigorífico), la aspiradora (que en algunos países se dice aspirador) y la batidora, por ejemplo. Un licuado, en tanto, es una bebida que se obtiene al licuar una fruta con leche o agua.

Varias frutas en una licuadora

En una licuadora podemos triturar diferentes frutas y hortalizas


La licuadora cuenta con un motor que se ubica adentro de una carcasa, la cual se conecta a través de un eje con un recipiente que tiene cuchillas a modo de hélice en su fondo. De esta manera, cuando se colocan alimentos en la licuadora y se enciende el motor, las cuchillas comienzan a girar a gran velocidad, triturando aquello que se depositó en el vaso.

Lo habitual es que la licuadora pueda trabajar a distintas velocidades, definidas por las revoluciones del motor. A mayor potencia, mayor velocidad de giro de las cuchillas.

Supongamos que una persona desea beber un licuado de durazno (melocotón). Para esto, puede pelar la fruta, quitarle el carozo (o hueso), cortarla, introducir los trozos en el vaso de la licuadora y añadir agua. Tras unos segundos de funcionamiento, las aspas habrán licuado el durazno. El licuado de banana (plátano), por otro lado, suele prepararse incorporando en la licuadora leche en vez de agua, con la alternativa vegetariana de bebida de soja, almendra u otro producto de origen vegetal.

Extractor de jugos

Si bien la palabra licuadora nos hace pensar en un aparato para triturar fruta y convertirla en una bebida, en una de sus acepciones hace referencia específicamente a uno que es capaz de separar el zumo de la pulpa. En otras palabras, además de licuar deja los componentes sólidos aparte, ofreciendo un resultado perfectamente líquido.

Para ello cuenta con un filtro de metal que atrapa la pulpa o cualquier otra parte sólida. Además, dado que es muy potente, puede extraer el jugo de hortalizas y frutas como la zanahoria y la manzana, entre otras cuya consistencia no parece muy apta para este tipo de recetas.

Licuadora de mano

Una licuadora o batidora de mano, también llamada minipimer, es similar a una licuadora convencional, aunque no necesita de un vaso especial para funcionar. Simplemente debe activarse en el interior del recipiente en el que se colocan los alimentos.

Esta característica la vuelve muy versátil, ya que es independiente de cualquier otro accesorio. Claro que esto no significa que no se vendan licuadoras de mano con sus propios vasos, de diferentes tamaños y formas; sino que incluso en esos paquetes más completos no tenemos la obligación de usarlos, ya que las piezas son totalmente individuales.

Licuado de kiwi

Nada mejor que un sano licuado de fruta para una alimentación completa


A diferencia de una licuadora tradicional, la de mano nos permite usarla incluso en un plato hondo, siempre que la activemos en una velocidad moderada. Podemos hacer mayonesa, un licuado de frutas, puré de diferentes verduras, así como moler semillas y azúcar, entre otras muchas cosas. Y todo esto con la comodidad agregada de un fácil proceso de limpieza.

Este último punto es otra de las ventajas de la licuadora de mano, porque para lavarla basta con quitar sus cuchillas de la base en la que se encuentra el motor y lavarlas con agua del grifo. Se trata de una pieza relativamente pequeña y muy fácil de manipular en el fregadero, a diferencia de lo que ocurre con las partes de una licuadora de mesa, que son más grandes e incómodas.

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2020. Actualizado: 2021.
Definicion.de: Definición de licuadora (https://definicion.de/licuadora/)

Buscar otra definición