Definición de polvo

El término polvo procede del latín vulgar pulvus, a su vez procedente de pulvis. En su acepción más amplia, se llama polvo a una partícula sólida de tamaño muy pequeño.

Polvo

Suele hablarse de polvo para aludir a la porción o los fragmentos resultantes de un elemento que fue desmenuzado, triturado o molido. El uso de polvos es habitual en el terreno de la gastronomía.

El ajo en polvo, por ejemplo, se elabora con ajo deshidratado. Para prepararlo, primero es necesario lograr que el ajo pierda su humedad. Para esto se deben cortar los dientes en láminas e introducirlas en el horno. Una vez que el ajo está seco, se lo puede hacer polvo con un molinillo, una licuadora o una procesadora.

Si bien el producto original y fresco conserva sus propiedades en mayores proporciones, tanto sus efectos medicinales como el sabor, el ajo en polvo es una alternativa perfectamente aceptable para condimentar ciertos platos en los cuales deseamos que este ingrediente no resulte invasivo, y también para salir del paso si no contamos con el ajo natural. Como en todo, la diversidad nunca es algo negativo: cada uno puede escoger la opción que más le guste, la que le ofrezca sus resultados preferidos.

El cacao en polvo, en tanto, se obtiene al moler los granos de cacao y luego introducir el resultado en una disolución alcalina para que pierda la materia grasa. La leche en polvo, por su parte, se produce a partir de la deshidratación de la leche pasteurizada.

Estos productos se usan con mucha frecuencia en la industria gastronómica pero también en el hogar. De hecho, el cacao en polvo suele mezclarse con leche para preparar la denominada chocolatada. Con respecto a la leche en polvo, es frecuente que se use para saborizar ciertas infusiones, como ser el té. No es tan común que se combinen ambos productos en polvo, pero se puede hacer sin ningún problema.

Una de las ventajas de los productos alimenticios en polvo es su mayor duración en comparación con los originales. Dado que su fecha de caducidad es más lejana, se puede almacenar con tranquilidad y usar con soltura a lo largo de varias semanas o meses. Esto puede resultar útil en más de una ocasión; por ejemplo, si necesitamos grandes cantidades de un mismo producto porque lo usamos a diario, la versión en polvo repercute en un menor volumen a la hora de almacenarlo y en menos idas a la tienda para comprarlo.

PolvoTambién se llama polvo a la tierra seca que se disgrega y que suele levantarse en el aire. Por extensión, se denomina polvo al conjunto de las partículas sólidas que se desplazan en el ambiente.

El polvo que se halla en la atmósfera, procedente del suelo o de diversas actividades industriales, vuela por acción del viento. Puede provocar diversos trastornos de salud, sobre todo afectando a los pulmones.

Mantener la limpieza del hogar o de cualquier instalación exige, entre otras cosas, la acción que comúnmente llamamos quitar el polvo. Es necesario señalar que al limpiar una superficie no podemos evitar «ensuciar» otra: lo quitamos de una mesa y cae al piso, etcétera. De esta manera, el objetivo que perseguimos es pasarlo de un sitio a otro hasta que acabe en una bolsa de residuo o bien en el exterior de un edificio, dependiendo de nuestras necesidades.

En el terreno de la cosmética, por último, el polvo es un producto que se usa para el maquillaje. Se presenta en diversos tonos y sirve para dar color a las mejillas. No debe aplicarse directamente sobre la piel, sino encima de otros, generalmente húmedos y pastosos.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2019. Actualizado: 2020.
Definicion.de: Definición de polvo (https://definicion.de/polvo/)

Buscar otra definición