Definición de losa

Una losa es una piedra lisa, de escaso grosor, que se utiliza en el terreno de la construcción. Con las losas se pavimenta el suelo, se desarrollan tejados y se revisten paredes, por ejemplo.

Losa

Las losas, por lo tanto, son materiales constructivos. Más allá de su uso en edificaciones, desde la antigüedad se emplean para elaborar diferentes clases de estructuras.

Con losas de tamaño pequeño, solían construirse trampas para cazar roedores o pájaros. En este caso, se colocaba la piedra en posición casi vertical, formando un ángulo con el suelo. Para sostenerla, se utilizaba una rama o un palo. Debajo de la losa se ubicaba un cebo para atraer al animal que, al tocar la rama, provocaba la caída de la piedra, siendo aplastado o, al menos, atrapado.

También se utilizaban losas para lavar la ropa. Las prendas se fregaban con agua y jabón contra la superficie para quitarles la suciedad.

Tiempo atrás solían cubrirse las tumbas con losas de gran peso, a modo de tapa del sepulcro. Sobre la piedra era habitual que se grabara el nombre del muerto junto a su fecha de nacimiento y de fallecimiento.

Una losa caliente, en tanto, sirve para cocinar. Existe un método de cocción que consiste en colocar la losa sobre el fuego y luego disponer los alimentos sobre ella, que en ocasiones se unta con aceite o manteca (mantequilla). Incluso la losa puede emplearse después a modo de plato.

La losa de cimentación, por último, es una placa de concreto (hormigón) que se apoya sobre un terreno para repartir las cargas y el peso de una construcción. Hay losas cuyo espesor es invariable, mientras que otras tienen diferentes grosores de acuerdo a la disposición de las columnas y los muros.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2018.
Definicion.de: Definición de losa (https://definicion.de/losa/)

Buscar otra definición