Definición de lunación

Escuchar el artículo

Lunación es un término que procede del latín tardío lunatio. El término alude al tiempo que acontece entre dos fases iguales de la Luna.

Mes lunar sinódico

Las fases lunares están vinculadas a la iluminación del Sol. Cada fase se asocia a cómo se modifica la porción iluminada de la Luna según su cambio de posición respecto a nuestro planeta y al Sol.

Lunación

Lunación es el tiempo transcurrido entre dos fases iguales de la Luna

Entre dos Lunas llenas, por ejemplo, transcurre una lunación. Este periodo equivale a 29 días, 12 horas, 45 minutos y 3 segundos: por lo general, se abrevia en 29,5 días (es decir, veintinueve días y medio).

También conocida como mes lunar sinódico, la lunación es la base de muchos calendarios antiguos. De hecho, puede afirmarse que la lunación es el origen de los meses que se consideran en la actualidad.

A tener en cuenta

Si bien los doce meses que tenemos hoy en día (enero, febrero, marzo, abril, mayo, junio, julio, agosto, septiembre, octubre, noviembre y diciembre) se basan en los meses lunares sinódicos, no tienen un correlato científico. Esto se debe a que, como mencionamos líneas arriba, las lunaciones no se corresponden exactamente con un número entero de los llamados días solares (dados por el tiempo que, en apariencia, le lleva al Sol dar una vuelta completa alrededor del planeta Tierra).

Cabe destacar que todas las fases de la Luna componen el ciclo lunar, que se inicia con la Luna nueva y finaliza con la Luna menguante, pasando por la Luna creciente, el Cuarto creciente, la Luna gibosa creciente, la Luna llena, la Luna gibosa menguante y el Cuarto menguante. La lunación es el tiempo que transcurre entre dos fases idénticas.

Fases lunares

En resumen, se habla de lunación para hacer referencia a un ciclo completo de la Luna, el cual tiene nueve fases bien definidas si queremos describirlo desde el comienzo hasta el final, aunque su número de fases principales sea cuatro. Todo comienza con la antes mencionada Luna nueva, que también se conoce como Luna negra y se caracteriza por la imposibilidad de apreciarla desde la Tierra a menos que coincida con un eclipse solar total, ya que su cara iluminada es la opuesta a la que mira hacia nuestro planeta.

La segunda fase es la Luna creciente, la primera de las nueve que podemos apreciar. Tiene lugar dos días después de la anterior y se puede ver a lo largo de casi todo el día, y durante unas pocas horas de la noche. Su aspecto es similar al de un cuerno. Le sigue el cuarto creciente, cuatro días más tarde. El Sol ilumina la mitad de su cara visible, y se puede observar a lo largo de seis horas del día y otras seis de la noche. La cuarta fase de la lunación es la Luna gibosa creciente, que exhibe una forma convexa en ambos extremos, dejando atrás el corte relativamente recto de la anterior.

Lunación luna llena lobo

La Luna llena, rodeada de mitos, exhibe una cara completa

Llegamos a la Luna llena, cuando se puede ver un círculo completo. Dura doce horas, desde las 18 hasta las 6. Ésta da lugar a la Luna gibosa menguante, a lo largo de la cual la cara iluminada va menguando día tras día, hasta adquirir el mismo aspecto de la cuarta fase, pero espejado. La séptima fase, llamada cuarto menguante es, por su parte, la opuesta al cuarto creciente,y se puede observar a lo largo de la madrugada y de la mañana, hasta el mediodía.

La octava fase es la Luna menguante, que también se denomina Luna vieja, y solamente se puede ver en la madrugada sobre el este, antes de la salida del Sol. Por último, para completar la lunación, llega la Luna negra, para que vuelva a comenzar el ciclo.

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2020. Actualizado: 2021.
Definicion.de: Definición de lunación (https://definicion.de/lunacion/)

Buscar otra definición