Definición de medusa

Medusa, en la mitología de la Antigua Grecia, era una monstruo del inframundo que tenía la capacidad de transformar en piedra a quienes la observaban a los ojos. A modo de cabello, su cabeza estaba llena de serpientes.

Medusa

Asimismo hay que subrayar que era una de las tres hermanas gorgonas, además de Euríale y Esteno, y también hija de Ceto y Fortis. Eso sin pasar por alto que quedó embarazada de Poseidón.

Se considera que murió a manos del héroe Perseo, que consiguió decapitarla con su espada sin mirarla de forma directa sino a través de un escudo de tipo espejo. Asimismo, es interesante conocer que se establece en la mitología que de su cuello brotó la que sería su descendencia: el gigante Crisaor y Pegaso, el caballo alado.

La figura de Medusa ha inspirado notablemente a todo tipo de artistas. De ahí que puedan encontrarse numerosas obras donde aquella está muy presente. Este sería el caso, por ejemplo, de la pintura “Medusa”, un óleo sobre lienzo datado en 1597 y que es una de las pinturas más importantes de Michelangelo Merisi da Caravaggio (1571 – 1610), conocido popularmente como Caravaggio.

No obstante, tampoco podemos pasar por alto la escultura titulada “Perseo con la cabeza de Medusa”, que data de 1801 y que fue realizada en mármol por el artista italiano neoclásico Antonio Canova (1757 – 1822), o la pintura “Medusa”, que es un óleo sobre lienzo al que dio forma en el año 1878 el suizo y simbolista Arnold Böcklin (1827 – 1901).

Partiendo de esta figura mitológica surgió el concepto de medusa como sustantivo común. De acuerdo al diccionario de la Real Academia Española (RAE), así se llama a una forma de organización de numerosos celentéreos cnidarios.

Los animales celentéreos disponen de simetría radiada y un cuerpo con una cavidad gastrovascular única que tiene un mismo orificio a modo de ano y boca. Los cnidarios, en tanto, son celentéreos con células urticantes que suele ser marinos y planctónicos.

Las medusas, en definitiva, tienen dichas características. Se trata de especies acuáticas cuya forma se asemeja a una campana, con tentáculos que cuelgan de sus bordes.

Conocidas en el lenguaje coloquial como aguavivas o aguamalas, las medusas se desplazan gracias a contracciones corporales. Además incorporan agua que luego expulsan para impulsarse.

En sus tentáculos presentan células tóxicas. Las medusas recurren a esta toxicidad a modo de defensa y para atrapar a sus presas. Cuando entran en contacto con otros animales, dichos filamentos venenosos son eyectados.

Muchas personas sufren picaduras de medusa en playas de todo el mundo. Una vez que el veneno llega a la piel, el individuo afectado comienza a experimentar ardor y dolor en la zona del contacto, que además suele enrojecerse e inflamarse.

Ante la picadura de una medusa, se debe limpiar el sector con agua salada o suero fisiológico. La aplicación de frío en los alrededores y el suministro de antihistamínicos y analgésicos también son medidas habituales para aliviar los síntomas.

Asimismo, no podemos olvidarnos del Medusa Sunbeach Festival, que es un festival de música electrónica que se celebra anualmente en la playa de Cullera (Valencia). Comenzó en su andadura en 2014 y está dirigido a personas a partir de los 14 años.

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2019. Actualizado: 2020.
Definicion.de: Definición de medusa (https://definicion.de/medusa/)

Buscar otra definición