Definición de medusa

Medusa, en la mitología de la Antigua Grecia, era una monstruo del inframundo que tenía la capacidad de transformar en piedra a quienes la observaban a los ojos. A modo de cabello, su cabeza estaba llena de serpientes.

Medusa

Partiendo de esta figura mitológica surgió el concepto de medusa como sustantivo común. De acuerdo al diccionario de la Real Academia Española (RAE), así se llama a una forma de organización de numerosos celentéreos cnidarios.

Los animales celentéreos disponen de simetría radiada y un cuerpo con una cavidad gastrovascular única que tiene un mismo orificio a modo de ano y boca. Los cnidarios, en tanto, son celentéreos con células urticantes que suele ser marinos y planctónicos.

Las medusas, en definitiva, tienen dichas características. Se trata de especies acuáticas cuya forma se asemeja a una campana, con tentáculos que cuelgan de sus bordes.

Conocidas en el lenguaje coloquial como aguavivas o aguamalas, las medusas se desplazan gracias a contracciones corporales. Además incorporan agua que luego expulsan para impulsarse.

En sus tentáculos presentan células tóxicas. Las medusas recurren a esta toxicidad a modo de defensa y para atrapar a sus presas. Cuando entran en contacto con otros animales, dichos filamentos venenosos son eyectados.

Muchas personas sufren picaduras de medusa en playas de todo el mundo. Una vez que el veneno llega a la piel, el individuo afectado comienza a experimentar ardor y dolor en la zona del contacto, que además suele enrojecerse e inflamarse.

Ante la picadura de una medusa, se debe limpiar el sector con agua salada o suero fisiológico. La aplicación de frío en los alrededores y el suministro de antihistamínicos y analgésicos también son medidas habituales para aliviar los síntomas.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2019.
Definicion.de: Definición de medusa (https://definicion.de/medusa/)

Buscar otra definición