Definición de metonimia

La metonimia es un tropo: una palabra que se utiliza con un sentido diferente al que le corresponde propiamente, aunque guardando una similitud o un vínculo con este. En el caso específico de la metonimia, se basa en nombrar algo con la denominación de otro elemento tomando la causa por el efecto o la parte por el todo, o viceversa.

Metonimia

Resulta fácil comprender cómo funciona la metonimia analizando diferentes ejemplos. Tomemos la frase “Crecí leyendo a Julio Verne”. La expresión incluye una metonimia, ya que en realidad la persona creció leyendo libros escritos por Verne, y no literalmente al propio autor.

De manera similar, un periódico puede titular: “Venden un Goya en 2 millones de euros”. La metonimia aparece al aludir al creador de un cuadro (el pintor español Francisco de Goya) para referirse, en realidad, a una de sus obras (que se vendió en la cifra mencionada).

“Estoy un poco mareado: ya bebí cinco vasos” también presenta una metonimia. El individuo en cuestión ingirió el contenido de cinco vasos, que seguramente se encontraban llenos de alguna bebida alcohólica debido a que evidencia síntomas de embriaguez.

Supongamos que una mujer, al reincorporarse a su trabajo luego de disfrutar sus vacaciones, comenta: “Encontré varios rostros nuevos en la oficina”. La metonimia, en este contexto, implica nombrar a una parte (los “rostros”) para aludir al todo (las personas). La mujer que regresó a su empleo después de varios días se topó con nuevos empleados, pero hizo referencia a sus “rostros” apelando a la metonimia como un recurso del lenguaje.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2019.
Definicion.de: Definición de metonimia (https://definicion.de/metonimia/)

Buscar otra definición