Definición de recursos literarios

Los recursos literarios son herramientas que utilizan los autores de literatura para generar ciertos efectos de estilo en sus textos. Puede decirse que se trata usos especiales o poco habituales del lenguaje, diferentes de los usos cotidianos.

Recurso literario

Es posible nombrar los recursos literarios como figuras literarias o figuras retóricas. Son formas no frecuentes de emplear las palabras: a partir de ciertas características semánticas, gramaticales o de otro tipo, los términos se distancian de su uso más corriente.

El objetivo de llevar a cabo el uso de los recursos literarios y de, por tanto, alterar claramente y con absoluta intención las palabras, los tiempos verbales o incluso el significado de aquellas no es otro que conseguir “llamar la atención del lector” y que el texto que tiene delante le sea mucho más expresivo.

Los recursos literarios pueden ser figuras de omisión, de amplificación, de repetición o de otra clase. Estas clasificaciones se vinculan al mecanismo empleado por el recurso para causar su efecto.

Un ejemplo de recurso literario es la aliteración, que consiste en repetir sonidos similares al comienzo de las palabras: “Ana analizaba la traba tras romper la roca que la ocultaba”.

El recurso literario conocido como anáfora, por su parte, implica la repetición de uno o más términos al comienzo de cada enunciado: “Me gustan los días soleados / Me gustan las tartas de ricota / Me gustan los otoños coloridos / Me gustan tus botas”.

Además de todos los recursos expuestos, no podemos olvidarnos de otros igualmente importantes, tales como estos:
-Paralelismo, que consiste en llevar a cabo la repetición de estructuras sintácticas similares en distintas frases o versos.
-Elipsis, que se caracteriza porque se trata de eliminar, concretamente de omitir, ciertas palabras con el claro fin de poder darle mayor rapidez al texto.
-Hipérbaton. Este otro recursos literario consiste en proceder a alterar el orden habitual y lógico de las palabras que dan forma a una frase para así hacer que una parte de la misma adquiera mayor relevancia.
-Antítesis. Bajo este nombre se encuentra otro recurso que se lleva a cabo por un autor cuando hace que coexistan dos palabras que son totalmente opuestas entre sí o bien enunciados que resultan contrarios.
-Hipérbole. Uno de los recursos literarios más empleados por los escritores es este, que consiste en exagerar de manera palpable y desmesurada lo que es la realidad con el claro fin de poder darle “protagonismo” a un hecho, objeto o persona concreta.
-Paradoja. Este consiste, por otro lado, en proceder a realizar una afirmación que, en un primer momento, puede resultar totalmente ridícula y absurda pero que, al analizarse, tiene su lógica.

En ocasiones, se incluyen dentro de los recursos literarios a los tropos, que son figuras que reemplazan una frase o una palabra por otra que significa lo mismo pero en sentido figurado. La metonimia y la metáfora, por lo tanto, podrían incluirse entre los recursos literarios.

“Sus ojos son dos carbones” es un ejemplo de metáfora. A través de este recurso literario, se sugiere que el color de ojos de alguien es negro, ya que ese es el color del carbón.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2014. Actualizado: 2016.
Definicion.de: Definición de recursos literarios (https://definicion.de/recursos-literarios/)