Definición de mimetismo

El primer paso que vamos a dar en pro de conocer el significado del término mimetismo es descubrir su origen etimológico. En este caso, tenemos que subrayar que se trata de un neologismo que procede del griego, pues está formado por varios componentes léxicos de dicha lengua:
-El vocablo “mimetés”, que puede traducirse como “imitador”.
-El sufijo “-ismo”, que se usa para indicar “condición” o “estado”.

Mimetismo

En el siglo XIX fue cuando se le dio forma a este término y el encargado de hacerlo fue el naturalista y geólogo de origen inglés Samuel Pickworth Woodward (1821 – 1865). En concreto, la primera vez que utilizó ese vocablo fue en su libro titulado “A Manuall of the Mollusca” (1951).

Mimetismo es el acto y el resultado de mimetizarse o mimetizar. Este verbo (mimetizar), en tanto, alude a copiar algo de otro o a adoptar el aspecto de las criaturas o los elementos del entorno.

El concepto se emplea con referencia a la propiedad de ciertas especies de plantas y de animales que son capaces de modificar su apariencia para parecerse a otros seres. El mimetismo les permite conseguir determinadas ventajas frente a otros especímenes que conviven con ellos.

Esta capacidad, por lo tanto, apunta a producir un engaño. Los otros animales, al ver a un ejemplar mimetizado, lo confunden.

Entre las palabras que pueden funcionar como sinónimos de mimetismo están camuflaje, ocultación, adaptación, disfraz, imitación o semejanza, por ejemplo.

Existen diferentes clases de mimetismo. El mimetismo mülleriano, descripto por Fritz Müller en 1878, es aquel que desarrollan dos o más especies peligrosas que, compartiendo depredadores, mimetizan señales de advertencia.

El mimetismo batesiano, por su parte, es desarrollado por una especie que copia los rasgos de otra que dispone de mayores recursos defensivos. Así imita aguijones o espinas, por ejemplo, para que los predadores, al observarla, desistan de atacarla. El experto que detalló cómo funciona este mimetismo fue Henry Walter Bates.

El automimetismo, en tanto, consiste en hacer que una parte del cuerpo se mimetice con otro sector más vulnerable. De esta manera, el depredador se encuentra con dos regiones en apariencia idénticas para atacar, lo cual le permite al animal que apela al mimetismo incrementar sus chances de sobrevivir y escapar.

Cabe destacar que, aunque el mimetismo suele asociarse al camuflaje, ambas estrategias no son exactamente iguales. El camuflaje se basa en la imitación del entorno en general, mientras que el mimetismo apunta a asemejarse con otros seres de dicho entorno.

Partiendo de esto último tenemos que hablar que existe lo que se conoce como mimetismo militar o camuflaje militar. Con este término se hace referencia a la habilidad que tiene un objetivo de pasar totalmente desapercibido ante la mirada de un enemigo.

Ese mimetismo no solo es llevado a cabo por los soldados, que cuando combaten al aire libre llevan sus ropas de color verde e incluso pintan sus rostros de ese mismo color, sino también a través de sus vehículos. Así, podemos encontrar, por ejemplo, tanques con los colores de camuflaje habituales: verde y marrón. Es la forma de que pasen desapercibidos entre la vegetación y no sean advertidos por el enemigo.

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2019. Actualizado: 2020.
Definicion.de: Definición de mimetismo (https://definicion.de/mimetismo/)

Buscar otra definición