Definición de minucioso

El adjetivo minucioso se emplea para calificar a quien suele prestar atención a los detalles. El término también puede aludir a aquello que se desarrolla con mucho cuidado o atendiendo a las cuestiones más pequeñas.

Minucioso

Por ejemplo: “Mi abuelo es un hombre minucioso, siempre ordena su ropa de acuerdo al color”, “Tras un análisis minucioso del presupuesto, el senador descubrió la malversación de fondos”, “Esta noche realizaremos un repaso minucioso de la carrera del famoso cantante mexicano”.

Tomemos el caso de la limpieza de una casa. Una persona puede limitarse a barrer la suciedad y considerar que, de este modo, ya ha completado la tarea. Una limpieza minuciosa, en cambio, exige además pasar un trapo por los muebles, quitar el polvo de los adornos, lavar los vidrios de las ventanas y utilizar un desinfectante en el piso y en otras superficies.

Un trabajo minucioso es siempre mejor que uno hecho con prisas, aunque a veces puede no ser del todo necesario. Por ejemplo, a la hora de ordenar un escritorio de trabajo, puede bastar con quitar el polvo y despejarlo de objetos que entorpezcan el desempeño de las tareas; un orden minucioso acarrearía desechar aquellas cosas que ya no se usarán, guardar todo en su lugar sin saturar los estantes, los cajones y las puertas y limpiar a fondo los elementos de trabajo.

MinuciosoSupongamos que un individuo es testigo de un crimen en un parque y debe narrar lo que ocurrió. En un primer momento, se limita a comentarles a los policías que el atacante golpeó a la víctima en la cabeza y luego huyó. Los investigadores, ante esta situación, le piden un relato minucioso de lo sucedido. De esta manera, el testigo se concentra y empieza a brindar detalles, explicando que el joven atacado estaba sentado en un banco cuando el agresor se acercó y comenzó a hablarle. Cuando parecía que el sujeto iba a marcharse, tomó una rama grande del suelo y le dio un fuerte golpe en el cráneo. Tras esta acción, el criminal pateó al muchacho desvanecido y finalmente corrió llevándose la rama. Lo último que vio el testigo fue que el violento se subió a un automóvil de color rojo que conducía otra persona y se alejó del lugar.

A través de este ejemplo podemos entender la importancia de lo minucioso en ciertos ámbitos donde cada detalle puede marcar una diferencia. Para un grupo de investigadores dedicados a la resolución de crímenes, cualquier dato puede ayudarlos a dar con el culpable, por insignificante que pueda parecerles a los testigos. Mientras que en otros ámbitos, en especial en el trato entre amigos y familiares, la búsqueda de la precisión puede considerarse obsesiva, en otros es fundamental.

Veamos a continuación algunos de los diversos sinónimos que podemos usar para sustituir la palabra minucioso en nuestro discurso para evitar incurrir en una redundancia: meticuloso, detallista, nimio, perfeccionista, cuidadoso, puntilloso, escrupuloso, quisquilloso y exacto. Como podemos apreciar, existe una curiosa contradicción en nuestra lengua: un mismo término puede ser sinónimo de quisquilloso y de cuidadoso a la vez.

La palabra quisquilloso se define como «alguien que se detiene en pequeñeces, en cosas sin importancia», mientras que cuidadoso significa «atento y eficiente en la ejecución de una tarea con exactitud». ¿Cómo se explica que la actitud de quien presta atención a detalles sin importancia pueda considerarse equivalente a la de alguien que persigue la perfección? Sin lugar a duda, esto evidencia un problema que existe solamente en el observador, una sensación negativa que atraviesa cuando presencia la forma de proceder de alguien minucioso, quizás por no poder alcanzar su grado de exactitud.

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2019. Actualizado: 2019.
Definicion.de: Definición de minucioso (https://definicion.de/minucioso/)

Buscar otra definición