Definición de molalidad

Para comprender el concepto de molalidad resulta imprescindible tener en claro otras nociones del ámbito de la química. En especial aquellas que están vinculadas a las disoluciones: las mezclas homogéneas que se forman disolviendo un sólido en un líquido.

Molalidad

Una disolución, por lo tanto, consta de un solvente o disolvente (la sustancia que permite disolver) y de un soluto (el elemento que se disuelve). La mezcla se forma cuando el soluto se disuelve en el solvente.

Retomando la idea de molalidad, este término alude a la cantidad de moles de soluto que hay en cada kilogramo de solvente. Se trata, pues, de una medida de concentración.

Cabe resaltar que un mol es una magnitud física fundamental que refiere a una cierta porción de material. La molalidad refleja el número de moles del soluto en un kilo del solvente. La fórmula es la siguiente:

Molalidad = Moles de soluto / Masa de solvente

m = n / kg

La molalidad, que suele expresarse en mol/kg, resulta independiente de la presión y la temperatura. De esta manera se puede realizar su medición de forma precisa.

Muchas veces se producen confusiones entre la molalidad y la molaridad ya que no solo los dos términos son muy parecidos, sino que además hacen mención a cuestiones similares. La molaridad indica la cantidad de soluto que hay en un litro de disolución: al trabajar con volúmenes, está asociada a las condiciones de presión y temperatura. Si la presión o la temperatura se modifican, también cambia el volumen y así varía la molaridad. Por el contrario, este tipo de alteraciones no inciden en la molalidad.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2019.
Definicion.de: Definición de molalidad (https://definicion.de/molalidad/)

Buscar otra definición