Definición de molalidad

Para comprender el concepto de molalidad resulta imprescindible tener en claro otras nociones del ámbito de la química. En especial aquellas que están vinculadas a las disoluciones: las mezclas homogéneas que se forman disolviendo un sólido en un líquido. De acuerdo con el Sistema Internacional de Unidades, la molalidad se expresa como mol/kg.

Molalidad

Una disolución, por lo tanto, consta de un solvente o disolvente (la sustancia que permite disolver) y de un soluto (el elemento que se disuelve). La mezcla se forma cuando el soluto se disuelve en el solvente.

Retomando la idea de molalidad, este término alude a la cantidad de moles de soluto que hay en cada kilogramo de solvente. Se trata, pues, de una medida de concentración.

Cabe resaltar que un mol es una magnitud física fundamental que refiere a una cierta porción de material. La molalidad refleja el número de moles del soluto en un kilo del solvente. La fórmula es la siguiente:

Molalidad = Moles de soluto / Masa de solvente

m = n / kg

La molalidad, que suele expresarse en mol/kg, resulta independiente de la presión y la temperatura. De esta manera se puede realizar su medición de forma precisa.

Muchas veces se producen confusiones entre la molalidad y la molaridad ya que no solo los dos términos son muy parecidos, sino que además hacen mención a cuestiones similares. La molaridad indica la cantidad de soluto que hay en un litro de disolución: al trabajar con volúmenes, está asociada a las condiciones de presión y temperatura. Si la presión o la temperatura se modifican, también cambia el volumen y, por consiguiente, varía la molaridad. Por el contrario, este tipo de alteraciones no inciden en la molalidad.

Dicho todo esto, salta a la vista una de las ventajas de la molalidad frente a la molaridad, y es precisamente su «invulnerabilidad», por así decirlo, frente a los cambios en la presión y la temperatura, el hecho de que su volumen no cambie. Esto la vuelve más precisa a la hora de realizar una medición. A pesar de ello, se usa con menos frecuencia que la molaridad.

Para medir la molalidad en un laboratorio se usa un vaso de precipitados, y una balanza analítica para averiguar el peso. Cabe señalar que antes de colocar la concentración en el vaso es necesario pesarlo para luego restar esta magnitud al resultado.

MolalidadEl vaso de precipitados es un recipiente con forma cilíndrica y fabricado en vidrio borosilicatado, una clase especial de vidrio que contiene óxidos de boro y silicio. Su espesor es escaso y se usa con mucha frecuencia en el laboratorio, en particular para la preparación y el calentamiento de sustancias, así como para la medición y el traspaso de líquidos.

Si nos piden que calculemos la molalidad de una disolución determinada, necesitamos también contar con otros tres datos: la masa del disolvente, la cantidad de la disolución y su peso molecular. En el caso del ácido sulfúrico (H2SO4), por ejemplo, su peso molecular es de 98 gramos por mol. Para una cantidad de 80 gramos y con una masa de disolvente de 400 gramos, deberíamos proceder de la siguiente manera:

* antes que nada debemos calcular el número de moles, que en la ecuación de la molalidad se representa con la variable n. Para ello dividimos la masa por el peso molecular, lo que nos da un resultado de 0,82 moles, una vez que anulamos la unidad gramos, presente en ambos términos;

* dado que ya contábamos con la masa del disolvente, sólo queda aplicar la ecuación de la molalidad, dividiendo el número de moles por la masa, para obtener 2,05 mol/kg. Nótese que para evitar errores debemos convertir el dato de la masa a kilogramos, de 400 gramos a 0,4 kilogramos.

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2019. Actualizado: 2019.
Definicion.de: Definición de molalidad (https://definicion.de/molalidad/)

Buscar otra definición