Definición de mortal

El adjetivo mortal proviene del vocablo latino mortālis. La primera acepción mencionada por la Real Academia Española (RAE) en su diccionario alude a aquel cuya existencia está condicionada por la muerte.

Mortal

Todos los seres vivos son mortales: esto quiere decir que la vida siempre deriva, tarde o temprano, en el fallecimiento. El deceso supone que el proceso homeostático se extingue, dando fin al ciclo vital que se inició con el nacimiento.

La defunción puede producirse por una causa natural (como una enfermedad o las consecuencias de la vejez) o inducida (asesinato, accidente, suicidio). Una vez que se concreta la muerte, el organismo viviente deja de existir como tal.

También se califica como mortal a lo que puede producir el fenecimiento. Por ejemplo: “El joven actor sufrió un accidente mortal mientras paseaba en su bicicleta”, “Pelea mortal en un bar de San Cristóbal: dos jóvenes perdieron la vida en el marco de una riña”, “Un incendio mortal dejó como saldo una decena de víctimas en Suiza”.

Una enfermedad mortal, en este marco, puede causar la muerte al individuo enfermo. De la misma forma, un veneno mortal es una sustancia que, por su grado de toxicidad, está en condiciones de matar a quien se intoxica con él.

Mortal, por otra parte, es algo exagerado, descomunal, definitivo o terminante: “Hoy hace un calor mortal, es mejor no salir de casa”, “Tuvimos un viaje mortal: tardamos más de diez horas para recorrer doscientos kilómetros”, “El gobierno le asestó un golpe mortal a la oposición al adelantar la fecha de las elecciones”.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2019.
Definicion.de: Definición de mortal (https://definicion.de/mortal/)

Buscar otra definición