Definición de mucílago

Mucílago, término también aceptado por la Real Academia Española (RAE) como mucilago, proviene del latín tardío mucilāgo (traducible como “mucosidad”). El mucílago es un fluido de consistencia viscosa que se encuentra en determinadas partes de algunas plantas.

Mucílago

Originado a partir de la degradación de la calosa, la celulosa y otras sustancias, el mucílago puede hallarse en raíces o semillas, por mencionar dos posibilidades. Hay vegetales que producen naturalmente esta solución que, por su contenido, puede aportar beneficios a la salud de los seres humanos.

En una planta, el mucílago puede desarrollar distintas funciones. Según el caso contribuye a que la semilla germine, le brinda protección ante heridas y, en las especies carnívoras, sirve como herramienta de ataque debido a que las presas quedan adheridas a él.

El higo, el nopal y la chía son algunas de las plantas que contienen mucílago. Entre los beneficios medicinales que se le atribuyen, se afirma que minimiza el estreñimiento, previene ciertos tipos de cáncer, reduce el nivel de colesterol malo, alivia las inflamaciones y mejora la flora intestinal.

También se conoce como mucílago a la preparación que se realiza al disolver una materia gomosa en agua. Esta solución acuosa se emplea para incrementar la viscosidad de determinados productos y para lograr la suspensión de sustancias que son insolubles.

Los mucílagos pueden emplearse como excipiente en medicamentos, por ejemplo. Esto se debe a que permiten lograr la biodisponibilidad necesaria del principio activo del fármaco. Cabe destacar que la idea de biodisponibilidad alude a la velocidad y la fracción con la cual la dosis de un fármaco llega a su diana terapéutica (el sitio del organismo donde desarrolla su acción).

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2020.
Definicion.de: Definición de mucílago (https://definicion.de/mucilago/)

Buscar otra definición