Definición de odinofagia

Antes de proceder a determinar el significado del término odinofagia, es importante que conozcamos su origen etimológico. En este sentido, tenemos que decir que deriva del griego, concretamente de la unión de tres componentes léxicos de dicha lengua:
• “Odine”, que puede traducirse como “dolor”.
• “Phagein”, que es un verbo que significa “comer”.
• El sufijo “-ia”, que se utiliza para indicar “cualidad”.

Odinofagia

La Real Academia Española (RAE) no incluye el término odinofagia en su diccionario. Eso no impide, sin embargo, que el concepto tenga una utilización frecuente en nuestra lengua, concretamente en el ámbito de la medicina.

Esta noción médica se emplea para nombrar al dolor que una persona siente en su garganta cuando traga. Dicha molestia puede provocarse por una hinchazón de los músculos o de la mucosa del esófago que, a su vez, puede tener diversos orígenes.

La causa más habitual de la inflamación y de la odinofagia es una infección. Enfermedades muy comunes, como la faringitis, son infecciones que pueden causar la odinofagia. El trastorno también puede producirse por acción de hongos o hasta por la ingesta de alguna sustancia corrosiva.

No obstante, tampoco hay que pasar por alto otras infecciones que también pueden desembocar en una odinofagia. Este sería el caso, por ejemplo, de un virus del herpes simple, una candidiasis oral, un virus de Epstein-Barr o una infección primaria de lo que sería el VIH.

En ocasiones, la odinofagia produce un dolor leve que no genera grandes problemas. Hay otros casos, en cambio, en los que el dolor es muy intenso y el sujeto tiene dificultades hasta para tragar la saliva que genera. Cuando la odinofagia impide la normal deglución, se habla de disfagia.

Cabe destacar que la odinofagia también puede ser un síntoma o una derivación de enfermedades como la difteria, que es una infección de las vías respiratorias que produce la formación de pseudomembranas.

De la misma manera, no hay que olvidarse que otras causas que pueden provocar dicha patología son el que se haya alojado en la garganta un cuerpo extraño, como sería el caso de una espina de pescado.

Pero aún hay más. También pueden causar odinofagia desde la inflamación de la laringe hasta la inhalación de gases tóxicos pasando por llagas y úlceras o incluso haber estado sometido a radiación.

Otras circunstancias que pueden llevar a la odinofagia son el consumo frecuente de comidas o bebidas que estén extremadamente frías o calientes y el desarrollo de un cáncer en el esófago.

Mas allá del tratamiento para la odinofagia (que dependerá de su origen), el médico puede recetar fármacos que produzcan un adormecimiento de la garganta y, por lo tanto, se minimicen las molestias que el individuo experimenta al tragar.

En este sentido, hay que exponer también que los tratamientos, además de variados, suelen ser complicados. Y es que, por regla general, se deben tratar dos cuestiones al mismo tiempo: la causa que ha originado la problemática del citado dolor de garganta al traer y el propio dolor en sí. De ahí que el doctor deba analizar exhaustivamente al paciente y dictaminar el origen para así abordar la situación de manera específica y contundente.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2012. Actualizado: 2015.
Definicion.de: Definición de odinofagia (https://definicion.de/odinofagia/)
Top