Definición de ortodoncia

Lo primero que tenemos que hacer en este caso es establecer el origen etimológico de la palabra ortodoncia. En este caso, podemos decir que el mismo se encuentra en el griego pues está conformada dicha palabra por los siguientes vocablos: orthos, que puede definirse como “correcto”; odon, que es equivalente a “diente”; y finalmente el sufijo -ia que puede traducirse como “acción”.

Ortodoncia

La ortodoncia es la rama de la odontología que se encarga del estudio de las malformaciones y de los defectos de la dentadura. Se conoce como ortodoncia, por otra parte, al tratamiento dedicado a corregir dichos defectos.

Además de todo ello tenemos que dejar patente que el profesional que se encarga de llevar a cabo el desarrollo de esta rama de la medicina no es otro que el ortodoncista. Podemos decir que es un odontólogo especializado en dicha área y concretamente en lo que es el apiñamiento de los dientes, que puede ser severo o leve, y también en el resto de alteraciones de las piezas dentales que dan lugar a aquel.

En concreto, podemos establecer que entre las principales alteraciones se encuentran el prognatismo, que se da cuando los dientes tienen una posición adelantada; la mordida abierta, que viene a dejar patente que al cerrar las mandíbulas queda un hueco entre ambas; y finalmente el retrognatismo, que es cuando las piezas dentales toman una posición retrasada.

No obstante, existen otras muchas alteraciones que también son objeto de análisis y trabajo por parte del profesional ortodoncista. Este sería el caso de la mordida profunda, la mordida cruzada, los diastemas o el colapso.

Alteraciones dentales todas ellas que de manera frecuente se suelen corregir con brackets de diversa tipología: metálicos, camaleón, de cerámica…

La aparatología fija de la ortodoncia está formada por ciertos elementos que se adhieren a los dientes mediante unos arcos de aleación metálica y un conjunto de ligaduras. Estos aparatos se utilizan para modificar las posiciones de los dientes y hasta para cambiar las dimensiones de los maxilares.

Los aparatos fijos pueden comenzar a utilizarse a cualquier edad. En ocasiones, requieren de la extracción de alguna pieza dentaria. Es importante tener en cuenta que el odontólogo es el responsable del manejo de los aparatos fijos (es decir que el paciente no se los puede quitar sin la asistencia del profesional en ortodoncia).

La aparatología removible, en cambio, puede ser retirada de la boca por parte del propio paciente. De esta forma, quien usa aparatos móviles se los quita para comer o para realizar la higiene oral.

Estos aparatos suelen ser recomendados por el ortodoncista para solucionar problemas sencillos a un menor coste económico y con menos molestias para el usuario. Son más habituales en los niños que en los adultos ya que, cuando un estado patológico se detecta a tiempo, es más fácil de corregir y no requiere del uso constante de los aparatos.

Los aparatos móviles cuentan con un tornillo de expansión de forma tal que puedan adaptarse a la evolución del tratamiento.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2009. Actualizado: 2009.
Definicion.de: Definición de ortodoncia (https://definicion.de/ortodoncia/)